Un bólido de origen indeterminado cruza el cielo de la península antes de desintegrarse

sociedad

| 07.09.2014 - 20:29 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Un bólido de origen indeterminado ha cruzado este domingo el cielo de la península española, según varios testimonios y tal como recoge el listado de la Red Española de Investigación sobre Bólidos y Meteoritos, realizado por el doctor Josep M. Trigo, científico titular del Grupo de Meteoritos, Cuerpos Menores y Ciencias Planetarias del Instituto de Ciencias del Espacio (CSIC-IEEC).

En ese listado sólo se incluyen los casos más luminosos y representativos, ya que en las 25 estaciones operativas de la citada Red se detectan cada año unos 500 bólidos.

Según la entidad, el fenómeno ha podido ser observado desde Cataluña, la Comunidad Valenciana, Andalucía, Aragón, Castilla-La Manca, Castilla y León, la Comunidad de Madrid y Extremadura.

Según diversos testimonios, el bólido ha iluminado el cielo con luces de colores cambiantes alrededor de las 6.55 horas durante pocos segundos, y ha dejado una larga estela y un rastro de humo antes de desintegrarse.

El posible meteorito y su rastro luminoso han sido divisados hacia las 07.00 horas de este domingo por ciudadanos de Barcelona y Tarragona, que han dado cuenta en Twitter, con fotografías en las que se puede ver humo de color rosa y blanco.

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) en Cataluña también ha informado del posible meteorito, que ha iluminado el cielo de Barcelona con un fogonazo hacia las 06.55 horas de este domingo, según ha constatado el personal de guardia de esta entidad.

En Cataluña, los testimonios en Twitter provienen de poblaciones barcelonesas como Olesa de Montserrat, Berga, Ullastrell y Badalona, así como Tarragona y Barcelona.

Un bólido o bola de fuego es como se denomina al fenómeno luminoso de magnitud -4 o inferior producido cuando una partícula de origen interplanetario penetra en la atmósfera terrestre a velocidades de entre 11 y 73 kilómetros por segundo.

Estas partículas son rocas desprendidas de asteroides, cometas o incluso rocas de la Luna o Marte, aunque esta situación es más rara, según informa la Red de Investigación sobre Bólidos y Meteoritos.