Un 'Big One' puede dejar sumergidas zonas de la costa de California

Científicos han encontrado cerca de Los Angeles un nuevo riesgo para la zona durante un terremoto

sociedad

| 08.04.2017 - 19:30 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%

Científicos han encontrado cerca de Los Angeles un nuevo riesgo para la zona durante un terremoto, como el temido y esperado Big One: abrupto hundimiento de tierra, incluso por debajo del nivel del mar.

El último terremoto conocido en la falla de San Andrés ocurrió en 1857, pero tres terremotos en los últimos 2.000 años en fallas cercanas a las afueras de los límites de la ciudad de Los Angeles produjeron hundimientos del terreno de hasta un metro, según un estudio publicado en Scientific Reports.

Los sismólogos estiman que la falla de San Andrés, de 1.200 kilómetros de largo, que recorre la mayor parte de la extensión del estado de California, debería ver un gran terremoto aproximadamente cada 150 años.

Científicos de la Universidad Estatal de California Fullerton y el Servicio Geológico de los Estados Unidos encontraron evidencia de que los terremotos más antiguos causaron que parte de la costa al sur de Long Beach cayera en torno al metro de altura.

Hoy en día eso podría resultar en que el área acabe en o bajo el nivel del mar, dijo el profesor de Cal State Fullerton, Matt Kirby, quien trabajó con el autor principal del libro, el estudiante graduado Robert Leeper.

"Es algo que sucedería de forma relativamente instantánea", dijo Kirby en un comunicado. "Probablemente hoy, si ocurriera, verías la entrada de agua del mar."

El estudio se limitó a un área de aproximadamente dos millas cuadradas dentro del Refugio Nacional de Vida Silvestre de Seal Beach, cerca de las fallas de Newport-Inglewood y Rose Canyon. Kirby reconoció que la frecuencia exacta de los eventos sobre las fallas no está clara, al igual que el riesgo de que se produzca otro terremoto en un futuro próximo.

El más pequeño de los terremotos históricos fue probablemente más intenso que el más fuerte registrado en la zona, el terremoto de magnitud 6.3 de Long Beach de 1933, que mató a 120 personas y causó el equivalente ajustado a la inflación de casi mil millones de dólares en daños.

Hoy en día, el sitio de la encuesta está emparedado por las ciudades de Huntington Beach y Long Beach, el hogar de más de 600.000 personas, mientras que el cercano condado de Los Angeles tiene una población de 10 millones.

Kirby señaló que el equipo solo podría recolectar muestras de núcleos de suelo dentro del refugio relativamente tranquilo y que tomar muestras más profundas arrojaría luz sobre el registro sísmico aún más atrás, lo que podría dar a los científicos más ejemplos de terremotos similares para trabajar.