Ulises Mérida, Andrés Sardá y Francis Montesinos en la Semana de la Moda de Madrid

Mérida roza el cielo de la costura en la pasarela MBFW de Madrid

Ha comenzado con un homenaje a David Delfín y Bimba Bosé

sociedad

| 15.09.2017 - 14:04 h

EFE

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Ulises Mérida, exquisito; Montesinos, caribeño y Andrés Sarda, glamuroso, así transcurre la segunda jornada de la pasarela madrileña, que ha comenzado con un homenaje a David Delfín y Bimba Bosé y que ha terminado con el sugerente baño de Dolores Cortés en el cuerpo de la "top" Isabeli Fontana.

La brasileña Isabeli Fontana ha desfilado en Mercedes-Benz Fashion Week Madrid en exclusiva para la firma Dolores Cortés, que celebra el 65 aniversario de su primer diseño de baño.

Para esta ocasión, la firma ha presentado una serie de bañadores y biquinis inspirada en el arte primitivo y el cubismo, "con acabados laminados que dan un brillo muy especial", ha explicado hoy a EFE la diseñadora Dolores Cortés, quien se ha traído a un ángel de Victoria's Secret para hacer volar sus bañadores.

Cortes geométricos, colores quebrados y trabajos artesanales a modo de trenzados y anudados configuran piezas vanguardistas, más coloreadas en tonos corales y azules.

Ulises Mérida muestra una nueva cara con una colección correcta, optimista y alegre, "un trabajo en el que he experimentado con formas como los trapecios estructurados y siluetas fluidas", ha explicado Ulises Mérida, quien en esta ocasión renuncia a su "amado" morado en pro del azul turquesa.

Su icónica camisa blanca, Bettina, se convierte en una fabulosa gabardina de neopreno, aunque el diseñador desarrolla esta prenda en cinco modelos exclusivos de edición limitada para la firma Mirto.

Por primera vez trabaja la silueta "A" y renuncia a sus vistosas lazadas, que en esta ocasión las convierte en tirantes y coquetas joyas.

El desfile ha estado orquestado en tres bloques. En el primero se vieron exquisitas prendas níveas salpicadas con toques naranjas. En el segundo, vestidos, chaquetas y pantalones turquesas confeccionados con cuatro tejidos que unidos dan vida a un atractivo y elegante estampado.

Y en el tercero exhibió una serie de vestidos de fiesta teñidos en azul noche, "modelados sobre el cuerpo de la mujer", apunta el diseñador quien ha trabajado un patrón circular que deja caer sobre el cuerpo de manera aleatoria.

A continuación, la firma Andres Sarda, dirigida por Nuria Sardá, se trasladó al Hollywood de los años 40 para escenificar la historia de una joven actriz, que dio vida Hiba Abouk ("El Príncipe") en la apertura y cierre del desfile.

En la primera parte, se disfrutaron piezas sofisticadas realizadas en organza y seda, una lencería que cedió el paso a otras más glamourosas realzadas con plumeti y encaje.

Avanza el desfile y también la sofisticación con una colección de baño de tul invisible y láminas en plata que se adornaban con cristales de Swarovski aplicados a mano.

La intensidad de color, rojo, negro, púrpura y azul, se instaló en la piezas lenceras de noche que brillaron por sus volúmenes y sugerentes transparencias.

La luz, el color y el sabor del Caribe eclosionan en la colección de Francis Montesinos, un trabajo que rinde homenaje a Carmen Miranda y María Félix, mujeres exuberantes y excesivas que hoy elegirían los diseños de este valenciano, diseñador moderno y adelantado a su tiempo, uno de los primeros en nuestro país en vestir al hombre con patrones femeninos.

Líneas sencillas, prácticas y favorecedoras adquieren mayor protagonismo con fruncidos y bordados en vestidos-chaqueta, monos, o pantalones cortos realizados en sedas y linos tanto para hombre como para mujer.

Al ritmo del dúo musical Azúcar Moreno que actúo en la pasarela se vieron prendas de punto muy bien ejecutadas, tan modernas y apetecibles como los exóticos estampados de vegetales y animales como libélulas y papagayos que tanto recuerdan a América Latina.

Ion Fiz, que celebra sus 15 años de trayectoria, viste a la mujer con vestidos ajustados, hombros y escotes pinzados porque "quiero realzar las curvas de la mujer, sin caer en el disfraz", dice este diseñador vasco que disfruta de la moda sostenible.

En la pasarela se han visto prendas sobrias, atemporales que invitan a una moda sobria y contenida, que huye de la fantasía y lo superfluo.

Por la tarde, Agatha Ruiz de la Prada, Devota&Lomba, Ángel Schlesser e Isabel Núñez mostrarán sus nuevas propuestas para la primavera-verano 2018.