Tres detenidos por la muerte de una pareja holandesa que desapareció en Murcia

Los holandeses desaparecidos en Murcia se reunieron con sus asesinos, que les mataron por desavenencias en los negocios

sociedad

| 27.05.2013 - 07:22 h
REDACCIÓN
Más sobre: MurciaSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Policía Nacional ha detenido en Valencia a otras dos personas relacionadas con la muerte de la pareja de holandeses desaparecida en Murcia hace dos semanas, han informado fuentes próximas a la investigación. Se trata de dos hombres de 47 y 60 años de nacionalidad rumana, que han sido arrestados por la Policía en la citada provincia como también lo fue ayer un español, de 36 años. En relación a este caso también fue arrestada otra persona, que horas después fue puesta en libertad.

La pareja de holandeses desaparecidos en Murcia, Ingrid Visser y Lodewijk Severein, se dieron cita con sus tres presuntos asesinos materiales en una casa alquilada de Molina de Segura por motivos de "negocios", y una desavenencia en esa negociación llevó a un "desencuentro importante" que provocó el crimen.

Así lo han hecho saber en rueda de prensa el delegado del Gobierno en la Región de Murcia, Joaquín Bascuñana, acompañado por el jefe superior de Policía de Murcia, Cirilo Durán, quienes no han dado más detalles de la naturaleza de estos negocios, aunque no les "consta", de momento, que fuera por motivos de drogas.

Al parecer, los dos holandeses desaparecidos convivieron con sus presuntos asesinos, al menos, el 13 y el 14 de mayo, y murieron por efecto de una violencia "importante", pero se desconoce todavía cómo fueron asesinados, a la espera de los informes forenses, que todavía no han confirmado la identidad de los restos mortales.

Las fuerzas de seguridad han hallado indicios que apuntan a que los asesinatos pudieron haberse cometido en una vivienda de Molina de Segura y que los cuerpos fueron posteriormente trasladados a otra finca, ha informado el delegado del Gobierno en Murcia, Joaquín Bascuñana.

Segun la versión ofrecida por el jefe superior de Policía de Murcia, Cirilo Durán, los cinco estuvieron juntos los días 13 y 14 de mayo y se reunieron a raíz del contacto establecido por el arrestado de nacionalidad española.

El jefe superior ha añadido que no constan antecedentes policiales importantes en los detenidos, y que los dos rumanos son, en principio, los autores materiales de la desaparición y muerte de esta pareja.

Los hechos se remontan al pasado lunes, 13 de mayo, en que llegan al aeropuerto de El Altet (Alicante) la ex jugadora de voleibol Ingrid Visser y su novio, Lodewijk Severein, con la intención de acudir a una clínica de inseminación artificial en Murcia capital, por lo que alquilan un Fiat Panda y se alojan en el hotel Churra, donde se les vio por última vez el martes día 14, un día antes de su previsto regreso a Holanda.

VARIAS LÍNEAS DE INVESTIGACIÓN

En rueda de prensa, Bascuñana ha explicado hoy que fue la directora de la clínica, a la que habían acudido en otras ocasiones Lodewijk e Ingrid, y que tenía relación con su familia, la que presentó la denuncia de su desaparición en comisaría al no acudir a la cita prevista y tras ponerse en contacto con los familiares.

En ese momento la policía abre varias líneas de investigación por la desaparición de ambos hasta que se encuentra el turismo que fue alquilado en El Altet aparcado en la avenida Juan Carlos I de Murcia, cerca del hotel Churra y de la clínica.

Posteriormente, una de las líneas de investigación, según ha comentado hoy Bascuñana, es la que lleva a una vivienda en Molina de Segura, en la que agentes de la policía científica "confirman que allí se ha cometido un acto violento", y con esas pruebas detienen a una persona en Valencia de nacionalidad española.

El delegado del Gobierno ha afirmado que están "seguros y convencidos que habrá más pruebas y personas detenidas" en las próximas horas relacionadas con este caso, en el que se está a la espera de que el Instituto Anatómico Forense confirme las identidades y las causas de la muerte.

Pese a que todavía no hay confirmación oficial de que los dos cuerpos encontrados sean los de la ex jugadora de voleibol Ingrid Visser y su novio, Lodewijk Severein, ya que habrá que esperar a la autopsia, el delegado ha asegurado que "los indicios apuntan a ello".

Con los datos que los investigadores tienen tras acudir a la vivienda de Molina de Segura y la detención de una persona, ayer tarde acudieron a una finca de la pedanía murciana de Alquerías en la que aparecieron a las 22 horas restos humanos a 50 metros de profundidad excavando en la tierra.

A mayor profundidad fueron hallados los cadáveres de un hombre y una mujer, y "con todos los indicios para suponer que son las dos personas desaparecidas", en palabras de Bascuñana.

Ingrid Visser, de 1,92 metros de altura, era muy conocida en su país porque había sido jugadora profesional de voleibol y en los últimos años integrante de varios equipos españoles, entre ellos el CAV Murcia 2000, equipo que desapareció en 2011, momento en el que dejó este deporte. Cuando formó parte del equipo murciano residió en Juan Carlos I con su pareja Lodewijk.