Tres detenidos por cometer medio centenar de robos con violencia a ancianos

madrid

| 06.11.2015 - 11:44 h
REDACCIÓN

Enlaces Relacionados:

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La Guardia Civil y la Policía Nacional han desarticulado un grupo criminal especializado en robar con violencia a ancianos y han detenido a tres hombres de nacionalidad dominicana como presuntos autores de 49 robos con violencia en las provincias de Toledo, Madrid, Guadalajara y Zaragoza.

Según ha informado la Policía, el grupo sustrajo joyas por un valor aproximado de 70.000 euros, de los cuales se han recuperado efectos por un valor superior a los 20.000. Para realizar los robos llegaron a utilizar el método conocido como mataleón, consistente en abordarlos por la espalda y ahogarlos fijando el brazo alrededor del cuello, tapándoles la boca para evitar que estas pudieran pedir auxilio.

A mediados del año 2015, cuando la Guardia Civil de Illescas -Toledo- detectó un incremento de los delitos de robo con violencia cometidos contra personas de avanzada edad que vivían en distintas localidades de la comarca de La Sagra, con edades comprendidas entre los 60 y 85 años de edad.

En base a los testimonios de las víctimas los agentes pudieron determinar que todos los hechos delictivos eran obra de un mismo grupo delictivo, coincidiendo tanto la descripción física de sus autores, como el "modus operandi" empleado, caracterizado por una extrema violencia y por técnicas de estrangulamiento como el conocido mataleón, para posteriormente huir del lugar con las joyas sustraídas a pie o en una bicicleta de montaña.

Así, el Area de Investigación del Puesto Principal de Illescas, dio inicio a la denominada operación Taínos que ha dado como resultado la detención de tres hombres de 36, 33 y 27 años de edad como presuntos autores de 49 robos con.

Dos de los cuales los acababan de cometer el mismo día en que fueron detenidos, concretamente uno en Illescas y otro en Talavera de la Reina, los dos de la provincia de Toledo. En su detención, fueron recuperadas las joyas pertenecientes a las víctimas de ambos robos.

Los tres detenidos formaban un grupo delictivo organizado de estructura abierta, en el que sus integrantes se concertaban para la comisión de los robos con violencia y cada uno asumía un rol determinado dentro del grupo, pudiendo intercambiarse los papeles entre sí y actuar de manera indistinta.

Según la Policía, destaca la gran movilidad que tenían, ya que, podían recorrer cientos de kilómetros en un solo día para la cometer los delitos investigados en distintas provincias de la geografía española, utilizando como medio de huida una furgoneta de color verde oscuro.

Durante las pesquisas, los agentes comprobaron que tras la comisión de los robos los autores huían del lugar a la carrera o bien en una bicicleta de montaña, que introducían en el vehículo comercial, situado en alguna calle aledaña y, así, marcharse del lugar del robo consiguiendo despistar a víctimas y testigos.

EXTREMA VIOLENCIA

Para perpetrar los robos los detenidos no solo utilizaban la técnica del mataleón, sino que no dudaban en golpear a los ancianos e incluso, en alguna ocasión, llegaron a tirar y arrastrar por el suelo a sus víctimas, golpeándolas en la cabeza y en el pavimento, procedían a sustraerles las joyas que portaban, como esclavas, collares o relojes.

Así, la Policía ha destacado el riesgo para la integridad física de las víctimas, por la contundencia de las agresiones, que en algún caso han llegado a producir su desvanecimiento, teniendo que ser atendidas la gran mayoría en centros médicos y hospitalarios debido a las lesiones infligidas, creando una gran alarma social en las poblaciones donde se cometían.

Según ha explicado la Jefatura Superior de la Polícía de Madrid, los detenidos seleccionaban a sus víctimas utilizando dos criterios: que portaran joyas de gran valor económico, y que fueran de edad avanzada.

Los agentes han registrado una vivienda en Madrid, donde se han incautado diferentes efectos relacionados con los hechos delictivos que se imputan. Entre ellos destacan numerosas joyas, por valor superior a los 20.000 euros. Además, hay dinero en efectivo, prendas de vestir utilizadas durante la comisión de los robos con violencia, una bicicleta de montaña, un vehículo y varios terminales telefónicos.

En la operación han participado el Area de investigación del Puesto Principal de la Guardia Civil de Illescas, la sección II de la Brigada Local de Policía Judicial de la Comisaría de la Policía Nacional de Villaverde (Madrid) y el Grupo II de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Policía Nacional de Toledo.