Tráfico y ahogamientos, principales accidentes por los que muere un menor

En España murieron 149 menores de 15 años en 2014 por lesiones de todo tipo, según datos de la Asociación de Pediatría

Presentada una guía que recomienda cómo se pueden prevenir los accidentes y qué pueden hacer los padres en esos casos

sociedad

| 20.12.2016 - Actualizado: 14:49 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los siniestros de tráfico son la principal causa de muerte accidental en menores de 15 años. Después, el mayor riesgo que tienen los chavales son los ahogamientos, seguido de las caídas de cambiadores y camas, y de los incidentes relacionados con el fuego. Son datos que han dado a conocer hoy los pediatras.

En España murieron 149 menores de 15 años en 2014 por lesiones de todo tipo y los accidentes mortales más frecuentes fueron los de tráfico (23,7 %) y los ahogamientos (20 %), seguido de las caídas (13 %) y de los incidentes relacionados con el fuego (9 %).

Son datos que se extraen de la "Guía para padres. Prevención de lesiones no intencionadas en la edad infantil", que ha presentado hoy la Asociación Española de Pediatría (AEP), en colaboración con la Fundación Mapfre que han presentado este jueves y da a conocer los principales riesgos más frecuentes a los están expuestos los niños.

Además, la guía explica las circunstancias en las que estos accidentes se producen y recomienda cómo se pueden prevenir y qué pueden hacer los padres en esos casos.

Entre otras cosas, destaca que los menores de seis meses sufren sobre todo caídas desde el cambiador y la cama, así como accidentes de tráfico que en su mayoría están causados por no usar de forma correcta los sistemas de retención infantil.

CAÍDAS EN NIÑOS DE SEIS MESES A TRES AÑOS

Los niños de seis meses a tres años, etapa en la que tienen más movilidad, sufren además de caídas, golpes, atragantamientos y quemaduras fundamentalmente como resultado de que los pequeños "se llevan todo a la boca" y utilizan un andador, objeto que según la guía desaconsejan los pediatras porque aumenta el riesgo de caídas.

Las intoxicaciones, que ocurren en su mayoría entre los 12 meses y los tres años de edad, se producen, según el texto, especialmente por la ingesta de medicamentos y productos de limpieza, así como por dormir cerca de estufas y braseros.

Entre los 3 y los 6 años los niños suelen lesionarse con facilidad porque realizan más actividad física y corren con más soltura, con lo que los padres "deben enseñarles" los diferentes peligros en por ejemplo terrazas, ascensores, escaleras o vehículos.

La guía también hace hincapié en que las lesiones en mayores de 12 años aumentan de forma extraordinaria y se mantiene en niveles muy altos hasta el final de la juventud. La pediatra y coordinadora de la guía, María Jesús Esparza, ha explicado que las lesiones relacionadas con el deporte y las colisiones de vehículos a motor son "con diferencia" las principales causas.

Esparza ha afirmado que este informe pretende facilitar una información "veraz y segura" que sirva para que los más pequeños crezcan en un entorno "fiable y saludable gracias a las medidas preventivas que puedan aportar las familias con el apoyo de los expertos".