Testigos del parque vieron a Bretón "tranquilo" pero ni rastro de los niños

sociedad

| 24.06.2013 - Actualizado: 16:07 h
REDACCIÓN

Varias personas que se encontraban en el Parque Cruz Conde de Córdoba y zonas aledañas en la tarde del 8 de octubre de 2011, cuando supuestamente desaparecieron los niños Ruth y José, han asegurado que vieron al padre de los mismos, José Bretón, pero no a los pequeños, al tiempo que han precisado que el acusado "no estaba nervioso" y su relación no era "normal" para la de un progenitor que pierde a sus hijos.

En concreto, la sexta sesión del juicio a Bretón ha concluido sobre las 11:30 horas y en la misma algunos policías que estuvieron en el parque y participaron en la búsqueda han declarado ante el juez y el tribunal del jurado que el procesado "estaba muy tranquilo" y su comportamiento "no era normal", puesto que un padre que pierde a sus hijos "tendría un ataque de ansiedad".

Asimismo, algunas personas que estaban cerca de la finca familiar de Bretón en Las Quemadillas en el día de los hechos han comentado que no vieron ninguna columna de humo, aunque sí han precisado que percibieron un olor "muy desagradable", que no habían olido en su vida y que era distinto al de quemar madera, pero no de carne asando. Todo ello entre las 15,00 y las 17,00 horas del día 8. Precisamente, el testimonio de uno de los vecinos de la finca ha quedado invalidado después de que haya dicho en la sala que estuvo en la sesión del viernes.

En cuanto a los testigos del Parque Cruz Conde y de la Ciudad de los Niños, entre ellos unas cinco personas, han relatado que "no había mucha gente" en el primero de los recintos, aunque sí muchos niños en el segundo.

NO VIERON A LOS NIÑOS EN NINGÚN MOMENTO

Además, algunos de ellos no recuerdan que hubiera un grupo numeroso de personas donde supuestamente desaparecieron, según declaró el acusado. También han declarado que se alertó de la desaparición por la megafonía de la Ciudad de los Niños, pero no vieron a los pequeños en ningún momento.

De igual modo, dos de ellos han manifestado que Bretón se les acercó y les preguntó por Ruth y José, pero "no estaba nervioso" como para haber perdido a sus hijos, al tiempo que han declarado que no vieron que el acusado se sentara en la barra de ejercicios que dijo que se sentó y donde supuestamente perdió de vista a sus hijos, y han puntualizado que Bretón pasó por la zona en una segunda ocasión con otra persona que "estaba más nervioso que él".

Otra de las testigos de la zona asegura que vieron a Bretón tras la supuesta desaparición y horas después y seguía "tranquilo".

En cuanto a dos de los trabajadores de la Ciudad de los Niños, han relatado que Bretón estaba "tranquilo" y su actitud "no fue normal", porque "al día se despistan muchos niños" y sus padres vienen "alarmados y gritando si desaparecen", actitud contraria a la de Bretón, según ha insistido.

Por otra parte, los policías que participaron en los primeros momentos en el dispositivo de la búsqueda han descrito de nuevo a Bretón como "muy tranquilo" pese a la supuesta pérdida de los menores y su comportamiento "no era normal".