El temporal bloquea carreteras, aisla pueblos y obliga a cerrar colegios

40 puertos de montaña siguen cerrados y en una treintena de carreteras son necesarias las cadenas

La nieve se ceba con la movilidad en Cataluña y atrapa a numerosos conductores

La AEMET advierte de un "recrudecimiento" a partir del viernes y prolongación del frío intenso hasta el martes 10 de febrero

La nieve interrumpe el servicio ferroviario en varios puntos del norte

sociedad

| 04.02.2015 - Actualizado: 21:19 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La ola de frío y nieve que ha obligado a activar alertas por temperaturas mínimas en 30 provincias españolas ha aislado pueblos, ha provocado cortes en numerosas carreteras, en las que han quedado atrapados multitud de vehículos, y ha impedido a miles de escolares asistir a clase.

El temporal, acompañado de temperaturas de hasta 15 grados bajo cero en algunos puntos de España, no se moderará a medida que avance la semana. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) advierte de un "recrudecimiento" a partir del viernes y una prolongación del frío intenso hasta el martes 10 de febrero.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha analizado los efectos del temporal con los secretarios y subsecretarios de Estado en la habitual reunión en la que se prepara el Consejo de Ministros, y ha encargado un informe que será estudiado el viernes por el Ejecutivo.

Castilla y León ha sido una de las regiones más afectadas con más de 200 camiones y turismos retenidos, más de 6.000 alumnos que no han podido acudir a clase y más de cuarenta pueblos aislados por carretera.

El delegado del Gobierno en Castilla y León, Ramiro Ruiz Medrano, ha solicitado la intervención de la Unidad Militar de Emergencias (UME), ante las dificultades que causa la nieve en las carreteras A-67 y N-611 que unen la provincia de Palencia con Cantabria.

Según han informado fuentes de la Delegación, los efectivos del Ejército se dirigen a la zona del norte de Palencia para trabajar en el tramo entre Osorno y Aguilar de Campoo, en la autovía A-67 y en la N-611, que se encuentran cerradas al tráfico desde las 18.00 horas.

INTERRUMPIDO EL SERVICIO FERROVIARIO EN EL NORTE

Las fuertes nevadas de las últimas horas han obligado a interrumpir el servicio ferroviario en varios puntos de la mitad norte de España.

Debido a la acumulación de nieve, se encuentra interrumpida la circulación entre las estaciones de Cistierna y Balmaseda, pertenecientes a la línea Bilbao-Asunción, de la red de ancho métrico, ha indicado Adif.

Además, dentro del núcleo de cercanías de Bilbao, se encuentra interrumpida la circulación entre las estaciones de Muskiz y Putxeta, pertenecientes a la línea C2.

Debido a lo anterior, se ha establecido un plan alternativo de transporte entre ambas estaciones para los viajeros afectados.

En la línea León-Oviedo se encuentra interrumpido el tráfico de viajeros en el tramo comprendido entre León y Puente de los Fierros.

Al igual que en Bilbao, hay un plan de transporte alternativo por carretera entre León y Pola de Lena para los trenes afectados.

Además, la circulación entre las estaciones de Jaca y Canfranc también se encuentra interrumpida y se ha establecido un plan de transporte alternativo por carretera entre ambas estaciones.

CATALUÑA Y EUSKADI BAJO NIEVE

La desesperación ha hecho mella también en numerosos conductores atrapados durante horas en las carreteras catalanas y a los que la Generalitat ha pedido "paciencia" después de que sus equipos de emergencia sufrieran una caída generalizada de los sistemas telemáticos, lo que ha contribuido a incrementar el problema.

La A-2 en El Vendrell, la AP-7 a la altura de Martorell y la A-2 de Lérida a Bruch han sido las tres vías que se han convertido en auténticas ratoneras para un volumen aún no cuantificado de vehículos.

El temporal ha llegado con fuerza a Euskadi, donde la intensidad de las precipitaciones ha colapsado las comunicaciones por carretera, con cortes durante buena parte de la mañana en la A-8 y la AP-68, lo que ha originado importantes retenciones, y ha obligado a cerrar varios centros educativos en Bizkaia.

Los efectos se han concentrado en Álava y Bizkaia, donde ha nevado incluso a nivel del mar. En ambos territorios las precipitaciones han sido copiosas y prácticamente ininterrumpidas desde la madrugada.

En Asturias, los miembros del Ejecutivo regional han tenido que llegar en vehículos con cadenas hasta la localidad de Rioseco, en la zona montañosa del Principado, donde hoy celebraban la reunión semanal del Consejo de Gobierno.

Las contrariedades creadas por la nieve se repetían en puntos de casi toda España, como en Navarra, donde el Ministerio de Fomento ha anunciado la movilización de hasta 77 equipos quitanieves para limpiar las carreteras de la zona.

NIÑOS SIN ESCUELA

Algunas han resultado más afectadas que otras, como la N-113 (Pamplona-Madrid) anegada a la altura de Castejón por desbordamiento del Ebro, o la zona de Tierra Estella, lo que ha provocado más incidencias en el transporte escolar.

En Cantabria, una veintena de colegios e institutos se han visto forzados a cerrar por el temporal y en otra decena no ha habido clase por la ausencia de alumnos debido a problemas en el transporte escolar: unos 5.000 escolares de centros públicos se han quedado sin clase.

Además, la nieve ha impedido hoy abrir nueve consultorios rurales, sobre todo en la zona de Campoo, y hasta un alcalde ha quedado atrapado: Javier Campo, regidor del municipio de Tresviso, que salió a limpiar los accesos al pueblo con otras dos personas y quedó retenido en la carretera que une su localidad con Sotres, en Asturias.

También los colegios castellanomanchegos se han visto damnificados por las nevadas: 2.169 alumnos de 115 rutas en las provincias de Cuenca, Guadalajara y Albacete se han quedado sin clase.

Frío y nieve han castigado incluso al litoral mediterráneo donde han impedido abrir los colegios en las comarcas de Els Ports y la Plana Alta (Castellón) y en la comarca de L'Alacantí (Alicante), mientras las fuertes rachas de viento provocaban incidencias y destrozos materiales en Baleares, especialmente en Ibiza y Formentera.