Telemadrid, a partir de las 19:00 horas, ofrece este domingo en directo la corrida de las Ventas

Una cornada en la boca a Miguel Abellán, la noticia de la tarde en Las Ventas

cultura

| 12.06.2011 - 10:33 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Domingo 12 de junio

(Rejoneo)

Toros de D. Fermín Bohórquez para los diestros:

ANDY CARTAGENA

ALVARO MONTES

DIEGO VENTURA

La corrida de las Ventas, ofrecida en directo por Telemadrid, comenzará a las 19,00 horas.

Una cornada en la boca a Miguel Abellán, la noticia de la tarde en Las Ventas

La cornada en la boca que sufrió el diestro Miguel Abellán, cuyo pronóstico tras ser operado en la enfermería era de "reservado" a la espera de practicársele las oportunas radiografías, es la noticia de la corrida celebrada hoy en Las Ventas.

FICHA DEL FESTEJO.- Tres toros de La Palmosilla, manejables aunque les faltó empuje, dos "remiendos" de Mari Carmen Camacho -primero, incierto, y quinto, inválido- y un sobrero que hizo sexto de "El Torero", descastado y deslucido.

Miguel Abellán: pinchazo y estocada corta resultando herido, remató "El Fandi" de un descabello (silencio).

David Fandila "El Fandi": pinchazo y estocada (ovación tras aviso); estoconazo (ovación); y estocada y descabello (palmas).

Daniel Luque: estocada y descabello (palmas tras aviso); y pinchazo y estocada caída (silencio).

Abellán fue intervenido de "herida contusa en el labio inferior, que le causó destrozos en el músculo orbicular, con avulsión de piezas dentarias, y ligera conmoción cerebral".

La plaza tuvo tres cuartos de entrada en tarde agradable, con las cámaras de la televisión autonómica "Telemadrid" transmitiendo en directo.

CONTRARIEDADES

Lo peor fue la cornada que le partió la boca a Abellán. Un pitonazo seco y certero, de cuyas consecuencias no supo bien la gente hasta que empezaron a llegar noticias de la enfermería ya muy avanzada la corrida, cuando se supo que no iba a volver al ruedo para matar el siguiente toro.

El labio como un colgajo, y varios dientes fuera. Y todavía fue poco para lo que podía haber pasado. Un percance que trajo a la memoria aquella dramática escena de Julio Aparicio hace un año en este mismo ruedo, cuando un toro le atravesó el cuello asomándole por la boca. De escalofrío, antes y ahora.

Parece, sin embargo, que todo va a quedar en el susto y el trabajo extra de los cirujanos plásticos. Abellán, si el postoperatorio transcurre sin más sobresaltos, podrá volver pronto a los ruedos. es la otra cara de "la Fiesta", la del drama que siempre acecha y que convierte a los toreros en verdaderos héroes.

La corrida tuvo también la contrariedad de los toros, los tres que no pertenecían a la ganadería anunciada en principio, imposibles, uno para cada uno de los actuantes. Los tres toreros estuvieron más que dignos, aunque a la gente le costó entender tantas dificultades y en consecuencia el mérito de la terna.

El primero en saltar al ruedo, de Camacho, una prenda. Y menos mal que en el caballo le dieron fuerte, bajándole los humos. Toro sin fondo, incierto y muy molesto. Abellán lo lidió con mucha suficiencia, haciendo gala de un valor sereno. Lo malo fue el tremendo porrazo que se llevó en el segundo viaje con la espada.

A Luque le tocó un quinto también de Camacho que fue una birria de toro, inservible por su acusada falta de fuerzas. El hombre quiso torearle, pero el tendido, irritado con el palco" por no haber accedido a la devolución, le apremió para que acabara con aquella farsa.

Finalmente "Fandi" se las vio con el sobrero de "El Torero", que no tenía que haber salido nunca, puesto que el titular devuelto tenía todas las garantías de embestir y tampoco había blandeado tanto. Pero la escandalera que hubo por el toro anterior condicionó al presidente, que se precipitó ahora para sacar el pañuelo verde. El caso es que el sustituto, desrazado, "no sirvió" porque no terminaba de tomar los engaños.

Con los únicos tres toros de "La Palmosilla" de la corrida titular, lo siguiente:

"Fandi" anduvo dispuesto en el segundo, sin embargo, sin profundizar. El toro, sin humillar, pero moviéndose. La faena fue larga y apenas transcendió. Y en el cuarto, toro sosito y de poco "motor", el granadino estuvo lo que se dice correcto, en una faena sin emoción. En todos sus toros, "Fandi" banderilleó, fácil, seguro, espectacular, pero la mayoría de las veces a toro pasado.

Luque tuvo mucho mérito con el tercero, pues siendo éste toro que lució cierta clase, sin embargo, le fallaron las fuerzas.

El esfuerzo del torero fue doble, por mantenerlo en pie, y por los pases que le dio, muchos, a media altura y con cierta suavidad. Huelga señalar que por su propia condición de invalido, el toro remataba los viajes con la cara arriba. Pues así y todo hubo muletazos largos y de mucha estética de Luque que la gente no valoró en su justa medida.