Telemadrid compró los derechos para dar fútbol en abierto

Pese al informe económico negativo que le trasladó su director financiero, José Díez-Picazo

Exdirectivo de Caja Madrid dice que la compra con Telemadrid de los derechos del fútbol fue "razonable"

madrid

| 23.12.2016 - 17:58 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El actual director general de Telemadrid, Angel Martín Vizcaíno, ha defendido este viernes la adquisición de los derechos de los clubes de fútbol Atlético de Madrid y Getafe en 2007, cuando era subdirector de Telemadrid, para garantizar que los ciudadanos pudieran disfrutar del fútbol en abierto en televisión, pese al informe económico negativo que le trasladó su director financiero, José Díez-Picazo.

Así lo ha explicado este mediodía en la comisión de investigación de la Asamblea de Madrid sobre corrupción política, en la que ha detallado que Telemadrid se quedó sin derechos del fútbol en 2006 y que por ello empezaron a negociar con los equipos madrileños para conseguir los derechos.

"El fútbol era y es fundamental para el contenido y audiencia de la cadena. En Telemadrid considerábamos que teníamos que hacer todo lo posible para ofrecer a los ciudadanos los partidos en abierto sin tener que pagar", ha señalado.

Por ello, según ha continuado Vizcaíno, constituyeron junto a Caja Madrid la sociedad Madrid, Deporte Audiovisual. Aunque ha dicho que no sabe de quién partió o quién llevo la idea al Consejo de Administración de la cadena, sí ha especificado que la idea surgió en Telemadrid y no en la Comunidad. "No fuimos creativos. Miramos qué hacían otras televisiones. TV3 tenía los derechos del Fútbol Club Barcelona y así se garantizaba que los ciudadanos pudieran ver los partidos en abierto. La vía era detentar derechos de los clubes", ha indicado.

El entonces subdirector de Telemadrid ha subrayado que la operación ofrecía a priori "resultados positivos" y aunque no dio beneficios económicos sí consiguió durante unos años el objetivo de emitir partidos de fútbol en abierto en Telemadrid. No obstante, dichos encuentros los retransmitía a la vez La Sexta a través de Mediapro.

Preguntado por el informe negativo a la operación presentado en su momento por José María Díez-Picazo, exdirector económico financiero del ente público, el director de Telemadrid ha destacado que se trata de un documento "de tres párrafos" que "en ningún caso fue dirigido al Consejo de Administración, sino al director general". "La fecha de esta nota, el 23 de enero de 2007, es el mismo día que el Consejo veía esta operación. Se basa en unos datos que dice que no son ni públicos ni oficiales, lo que me produjo cierta incertidumbre", ha apuntado.

Martín Vizcaíno respondió entonces a Picazo con otra nota alegando que daba más valor al informe de los expertos audiovisuales de Caja Madrid, que eran positivos a la operación. Además, ha añadido que le apoyaba una resolución de la Asamblea de Madrid a favor de recuperar el fútbol en abierto en Telemadrid.

Así las cosas, siguieron adelante y constituyeron MDA, cuyo objetivo no era sólo hacerse con los derechos de todos los equipos de fútbol de la Primera División madrileña, sino "otro más ambicioso: convertirse en una central que reunieran los derechos de todos los equipos de fútbol". "Era una operación compleja, pero también lo hacía TV3", ha admitido.

Vizcaíno ha atribuido el fracaso en la operación MDA a diferentes causas. Una de ellas a la situación económica de finales de 2006, que fue muy distinta a la de los años siguientes, debido a la crisis, y que afectó al mercado del fútbol y especialmente a la publicidad. Otra causa, según ha esgrimido, es que en estos años el mundo del fútbol y los derechos audiovisuales "cambiaron radicalmente". "En 2006 había diferentes operadores con derechos pero a finales de 2007 Mediapro se hizo con los derechos de todos los equipos", ha recordado.

El directivo ha defendido la forma de negociar la publicidad y la provisión de anticipos de cuenta a los clubes, ya que "era algo que estaba en el contrato firmado" y que se hacía de forma "común y habitual" a pesar de la resolución de 2010 de la Comisión Nacional de la Competencia, que señalaba que limita a tras temporadas la vigencia de los acuerdos de los derechos de fútbol, frente a los cinco que ellos habían firmado con el Atlético de Madrid y el Getafe C.F.

Vizcaíno también ha recordado que acudió al menos a una reunión con los exconsejeros Francisco Granados y Engracia Hidalgo para que este proyecto de compra de derechos audiovisuales saliera adelante, aunque ha insistido en todo momento que el plan de negocio lo elaboró Caja Madrid. Por último, ha insistido en que en este asunto los intereses de Telemadrid "fueron defendidos por todos en todo momento".

PICAZO: "SI HUBIERA DEPENDIDO DE MI NO SE HUBIERA HECHO"

En la comisión de investigación de este viernes también ha participado Díaz-Picazo, que ha ofrecido una versión distinta a la de Vizcaíno sobre esta operación. Así, ha recordado que le envió un informe contrario a la creación de Madrid, Deporte Audiovisual y cuando lo hizo éste "torció el gesto". "Cerro filas y dijo que aquello estaba hecho porque llevaba el marchamo de Caja Madrid, que era un tema cerrado. La Caja por aquel entonces tenía prestigio", ha manifestado.

Pero el exdirector económico financiero del ente público ha precisado que las cifras que aportaron para poner en marcha y dar viabilidad de MDA eran "exageradamente optimistas". "En aquel momento el mercado de fútbol no llegaba a tanto y en aquel plan de negocios se daba por supuesto, de forma reduccionista, que la empresa iba a contar con la 2/18 parte de los ingresos del fútbol. Pero si tienes que negociar con otro operador que tiene los derechos de 16 equipos, tienes una capacidad negociadora débil. No era una operación apropiada porque había experiencias previas en Cataluña y Valencia y los resultados no habían sido buenos", ha esgrimido.

Preguntado por los portavoces de los grupos de la oposición sobre una posible irresponsabilidad por parte de los promotores de la operación, Díaz-Picazo ha respondido que "a lo mejor sí" la tuvieron y que si hubiera dependido de él "no se hubiera hecho". Eso sí, ha reconocido que aparte de él no hubo reticencias u oposición por parte de otros directivos de la cadena.

El compareciente también ha señalado en otro momento que echó en falta un segundo informe de estrategia sobre cómo, cuándo y dónde iban a negociar esos derechos. "En mi opinión, fue una operación que tuvo bastante riesgo, no fue nada habitual y no era procedente para una televisión pública, ya que estaba al margen del tráfico normal de una televisión como Telemadrid. Y es que no era sólo comprar unos derechos, sino comprarlos para meterse en un negocio que no sabía por dónde iba a salir", ha dicho.

"Era un contrato absolutamente incompatible con el modelo de televisión que luego vino, con una externalización total y que se limitaba a dar a espacios informativos y reducida a tamaño pequeño. Creo que fue un encadenamiento de circunstancias. La historia de MDA es muy contradictoria con el modelo que se adoptó luego de manera oportunista cuando el contrato se rompió", ha proseguido el compareciente.

En conclusión, Díaz-Picazo, ha asegurado que se trató de una "operación no apropiada, arriesgada" en la que cree que los únicos beneficiarios fueron los clubes de fútbol. No obstante, ha añadido que no tiene personalmente nada en contra de Martín Vizcaíno y que no finalizó en Telemadrid por elaborar este informe, sino "por un caso normal y corriente de pérdida de confianza".