Telefónica apaga sus ordenadores de la red corporativa tras sufrir un ciberataque

Los ataques no afectan "ni a la prestación de servicios, ni a la operativa de redes, ni al usuario"

El Centro Criptológico alerta a todos los organismos públicos

El Mnisterio del Interior investiga los ataques

sociedad

| 12.05.2017 - 13:18 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Telefónica ha procedido este viernes a apagar los ordenadores de su red corporativa como medida preventiva después de detectar problemas en un centenar de dispositivos como consecuencia de un virus informático, según han confirmado hoy fuentes de la operadora. Los ataques informáticos de 'ransomware', un virus que es capaz de bloquear un ordenador desde una ubicación remota y que secuestra sus archivos y no los libera hasta que consigue el pago de un rescate han provocado que otras grandes empresas activen medidas preventivas para evitar daños.

El Centro Criptológico Nacional (CCN), adscrito al Centro Nacional de Inteligencia (CNI), ha alertado de un ataque masivo de 'ransomware' a varias organizaciones que afecta a sistemas Windows cifrando todos sus archivos y los de las unidades de red a las que estén conectadas, e infectando al resto de sistemas Windows que haya en esa misma red.

En el caso de Telefónica, la compañía ha informado de que a media mañana del viernes se ha detectado un "incidente de ciberseguridad" que ha afectado los ordenadores de algunos empleados de la red corporativa interna de la compañía.

"De forma inmediata se ha activado el protocolo de seguridad para este tipo de incidencias con la intención de que los ordenadores afectados funcionen con normalidad lo antes posible", explica la empresa de telecomunicaciones.

En un mensaje interno enviado a la plantilla con el asunto 'Urgente; Apaga tu ordenador ya, la compañía comunicaba esta mañana que el equipo de seguridad ha detectado el ingreso a la red de Telefónica de un 'malware' que afecta a los datos y ficheros. La compañía ha solicitado a los trabajadores que apaguen el ordenador y no vuelvan a encenderlo "hasta nuevo aviso". Además, les recomienda que desconecten el móvil de la red de WiFi, aunque no es necesario que lo apaguen.

Asimismo, añade que cuando la situación este normalizada se lo comunicarán a través de un correo al teléfono móvil y que el martes informará en las entradas de los edificios sobre el acceso a la red.

VIRUS RANSOWARE

El virus detectado en los ordenadores podría tratarse del denominado 'ransomware', un programa informático que infecta y bloquea los archivos y sistemas de una empresa y pide una compensación económica a cambio para liberarlos.

Trabajadores de la compañía han apuntado que algunos de los ordenadores presuntamente afectados han aparecido con la pantalla azul, mientras que otros mostraban un mensaje de infección. Además, también señalan que les están pidiendo que quiten las baterías a los portátiles y que no se lleve nadie el ordenador a casa.

Pese a este problema de seguridad que está sufriendo su red interna, la red externa de Telefónica no se está viendo afectada y el servicio prestado a sus clientes funciona correctamente.

En su cuenta de Twitter, el director del negocio de datos de Telefónica, Chema Alonso, ha recalcado que las noticias que se han publicado sobre este asunto son "exageradas" y los trabajadores de seguridad están trabajando para solucionarlo y colaborando con otras compañías afectadas.

PRECAUCION EN LAS GRANDES EMPRESAS

El ataque masivo de este software malicioso, que es una versión de WannaCry, ha provocado que otras grandes empresas hayan adoptados medidas preventivas, entre las que se incluye apagar los equipos, como es el caso de Gas Natural Fenosa o Iberdrola, que asegura que el 100% de sus instalaciones están operativas.

Por su parte, fuentes de Vodafone han asegurado que la compañía no ha sido atacada por ningún virús, pero han decidido cortar el acceso a Internet de los empleados también como medida preventiva.

Desde Orange señalan que mantienen operativas las comunicaciones de sus empleados y, en estos momentos, a la vista de lo sucedido en otras compañías, están "adoptando medidas preventivas" que garanticen la seguridad de sus comunicaciones.

Por su parte, otras empresas en como BBVA, Santander o Capgemini han negado que hayan sufrido algún ataque o incidencia de estas características como se había publicado y afirman que están funcionando con total normalidad.

El Centro Criptológico Nacional recomienda actualizar los sistemas a su última versión o parchear según informa el fabricante. Para los sistemas sin soporte o parche, como Windows 7, se recomienda aislar de la red o apagar según sea el caso.

EL GOBIERNO CONFIRMA EL CIBERATAQUE QUE NO AFECTA A LA PRESTACIÓN DE SERVICIOS

El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, afirmó este viernes que analizarán el ciberataque sufrido por varias grandes empresas. Así lo indicó durante su comparecencia tras la reunión del Consejo de Ministros, en la que aseguró que "solo he recibido información del ciberataque en Telefónica" y agregó que mantendrían una reunión para ver "qué medidas vamos a tomar".

Posteriormente, el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital ha confirmado que se han producido diversos ciberataques a compañías españolas, aunque no afectan "ni a la prestación de servicios, ni a la operativa de redes, ni al usuario" de esos servicios.

En comunicado difundido esta tarde, este departamento ha señalado que, por la información de que dispone, el ataque sólo afecta puntualmente a equipos informáticos de trabajadores de varias empresas y que está trabajando con las empresas afectadas para solucionar cuanto antes la incidencia.

Asimismo, ha asegurado que el ataque "no compromete la seguridad de los datos ni se trata de una fuga" de los mismos.

El Ministerio del Interior aseguró esta tarde que ya está analizando, a través de su órgano especializado, el Centro Nacional para la Protección de las Infraestructuras Críticas, los ataques qque se han producido. El Ministerio indicó que "los hechos susceptibles de delito que puedan ser conocidos a partir de la información manejada por el CNPIC se trasladarán a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado a efectos de la oportuna investigación y persecución del delito".

El Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe) ha elaborado un diagnóstico de lo ocurrido en las empresas afectadas y está ofreciendo ayuda para solucionar los problemas, además de asesorar a otras en prevención para que no se vean afectadas, ha añadido el departamento de Energía, Turismo y Agenda Digital.

También ha señalado que los equipos de respuesta a incidentes cibernéticos nacionales están en contacto con las organizaciones afectadas, al igual que el Centro Nacional para la Protección de las Infraestructuras Críticas del Ministerio del Interior.

El Incibe, en sus alertas, ha explicado que la infección masiva ha sido provocada por un virus informático del tipo 'ransomware', que, tras instalarse en el equipo, bloquea el acceso a los ficheros del ordenador afectado y pide un rescate. Además, advierte de que podría infectar al resto de ordenadores vulnerables de la red.

El método de infección y propagación del virus se produce aprovechando una vulnerabilidad del sistema operativo Windows y, en el caso de las organizaciones, el que ha infectado al primer equipo ha llegado a través de un archivo adjunto descargado, que ha aprovechado la vulnerabilidad de un ordenador.

La versión del virus es una variante de versiones anteriores de "WannaCry", que ataca especialmente a sistemas con Windows y que, tras infectar y cifrar los archivos del equipo afectado, solicita un importe para desbloquear el equipo.

En su alerta para empresas, el Incibe dice que dispone de un servicio gratuito de análisis y descifrado de ficheros afectados por ciertos tipos de 'ransomware', denominado 'Servicio Antiransomware'. Además, advierte que no se pague para recuperar los archivos, ya que "se trata de ciberdelincuentes y no existe garantía alguna de recuperar los datos una vez efectuado el pago".

Recomienda, asimismo, no abrir archivos adjuntos que vengan en correos de usuarios desconocidos o que no se hayan solicitado, y no contestarlos, sino eliminarlos directamente.

El Incibe también pide que se tenga precaución al descargar ficheros adjuntos de correos de contactos conocidos, así como al seguir enlaces en correos, mensajería instantánea y redes sociales.