Suecia rebaja sus muertos en carretera gracias a una revolucionaria política de seguridad vial llamada "Visión Cero"

Las sanciones no son tan importantes como la formación de los conductores, la mejora de las carreteras y el uso de coches más equipados

Con uno de los climas más extremos y duros para conducir de toda Europa, tienen una de las siniestralidades más bajas: menos de 300 fallecidos al año

La sanción más alta equivale a menos de 500 euros, en un país cuyo nivel de vida dobla al de España

La formación es básica y obligatoria, con cursos de reciclaje y conducción extrema

sociedad

| 31.10.2011 - 14:32 h

Jorge Asunción Higueras

La siniestralidad en carretera puede reducirse, incluso en condiciones climatológicas tan duras como las que se encuentran cada invierno los conductores suecos. De hecho, este país es con Noruega uno de los más seguros en carretera de toda Europa. La respuesta está en el modelo de seguridad vial que desde hace 15 años implantaron en ese país. Lo llamaron Visión Cero, por lo que tenía de revolucionario pensar entonces que era posible reducir el número de víctimas, y plantearse como objetivo no tener ningún muerto en carretera.

La idea tuvo el apoyo parlamentario y el compromiso de trabajar en la seguridad vial desde distintos enfoques. El creador de la Visión Cero, Claes Tingvall, aportó varias ideas fuerza que fueron capaces de cambiar tanto el enfoque de la administración a la hora de gestionar el tráfico, como el de los propios usuarios de la carretera.

"Ninguna muerte en carretera es aceptable". Con esta idea se combatía el fatalismo que tantas veces ha hecho asumir como razonables o naturales los muertos en carretera, un enfoque que durante mucho, demasiado tiempo, se ha utilizado en España para justificar los muertos en accidente de tráfico.

Más revolucionario aún fue situar en la escala de responsabilidades a la propia Administración, a los responsables de Tráfico y a los fabricantes de vehículos por delante de los conductores. Para Claes Tingvall, hay que diseñar las carreteras pensando que en el fallo humano como algo inevitable. "El hombre puede fallar, pero la carretera no debería hacerlo", es otro de sus lemas.

De ahí que el modelo sueco de Visión Cero centre sus esfuerzos en la mejora de las carreteras. Hacerlas más seguras es una de sus prioridades.

Al mismo tiempo se fomenta la compra de coches más seguros, mejor equipados. Por ejemplo, en Suecia 9 de cada 10 coches que se venden llevan de serie el sistema de estabilidad electrónica ESP. En España apenas lo equipa uno de cada 2 vehículos nuevos vendidos.

También en España las motos con frenos ABS son una minoría. En Suecia, desde que se dió a conocer hace 3 años un estudio que indicaba que eran mucho más seguras, 7 de cada 10 motos que se venden llevan ABS.

TELEMADRID ha podido hablar con los responsables de la DGT sueca, un organismo conocido como Trafikverket, en el centro de formación que tienen en Gillinge, a las fueras de Estocolmo. Con 12 millones de habitantes, los suecos han logrado rebajar sus muertos en carretera a menos de 300 al año. Un auténtico milagro si se piensa que buena parte de su territorio presenta condiciones extremas a la hora de conducir, durante muchos meses al año.