Sigue sin control el incendio de Yeste, que se complica por la meteorología

Incendio de Yeste

sociedad

| 30.07.2017 - 19:46 h

EFE

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El incendio forestal de Yeste (Albacete), en la Sierra del Segura, sigue sin ser controlado debido a que el cambio en las condiciones meteorológicas, con viento y altas temperaturas, están complicando las labores de extinción del siniestro, que ya ha quemado más de 2.000 hectáreas.

El cambio en las condiciones meteorológicas ha complicado las labores de extinción, que se concentran fundamentalmente en cerrar el perímetro del incendio, que según estimaciones ha afectado ya a una superficie de más de 2.000 hectáreas, según ha indicado en una nota de prensa la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha.

La aparición del viento y las altas temperaturas registradas en la zona, unidas a la humedad relativa baja de anoche y lo agreste del terreno, muy escarpado y en pendiente, han dificultado los trabajos de extinción del incendio, se inició en la mañana del pasado jueves.

Ante la evolución del siniestro, se han solicitado otras siete pedanías y aldeas de la zona tras solicitarlo dirección técnica del incendio del plan de incendios forestales de la Castilla-La Mancha (Infocam) como medida de precaución.

Según ha indicado la Consejería de Agricultura, los vecinos de estas pedanías han sido trasladados a los municipios de Yeste y Molinicos

Los habitantes de Morepeche, Los Ignacios y Tejeruela han sido trasladados hasta Yeste, mientras que los de Cañada-Morote, Casas de Francisco, Casas del Collado y El Pardal, están siendo alojados en Molinicos.

La Consejería de Agricultura ha señalado que en ambos casos, los ayuntamientos, así como los miembros de Cruz Roja, Protección Civil y personal civil de manera voluntaria, se están volcando para que puedan acomodarse en las mejores condiciones hasta que la situación propicie el regreso a sus hogares.

Asimismo, la Consejería de Agricultura y Medio Ambiente ha indicado que, ante posibles afecciones por inhalación de humo, se ha establecido el confinamiento en la localidad de Molinicos, a cuyos habitantes se les ha recomendado permanecer en sus casas.

Estas nuevas evacuaciones se unen a las que se llevaron a cabo el jueves y el viernes en otras diez pedanías y núcleos de población, en un cámping y en un campamento de scouts, que sumaban en total unas 300 personas que fueron realojadas en Yeste, Molinicos y Elche de la Sierra, aunque más de la mitad ya han regresado a sus hogares.

En el incendio, que continúa en nivel 2 de emergencia, están trabajando 23 medios aéreos, 24 terrestres, tres medios de coordinación y dirección, así como el personal interno de extinción, con cerca de 300 personas en total.

Junto al dispositivo del Infocam trabajan medios de la Unidad Militar de Emergencia (UME) y otros medios del Estado, de Andalucía, de la Región de Murcia y bomberos del servicio de incendios (SEPEI) de la Diputación Provincial de Albacete.

También están trabajando en la zona agentes y miembros de la Guardia Civil, Protección Civil, Cruz Roja y Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam).

El Servicio Operativo de Extinción de Incendios Forestales en Castilla-La Mancha (SEIF) del Plan Infocam, ha informado que a lo largo de la tarde de hoy se han intensificado los trabajos en la zona más activa del incendio.

A su vez, el Ayuntamiento de Yeste ha indicado en su cuenta de Faceboo que el incendio avanza hacia la zona este y noroeste, y que el mayor peligro se centra en la zona de Los Collados y de Peñas Coloradas.

Asimismo, ha hecho un llamamiento para que los habitantes de Yeste ayuden en el alojamiento de las personas evacuadas que han sido llevadas a la Residencia de Estudiantes de la localidad.

Por su parte, el Consejero de Agricultura y Medio Ambiente de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, ha subrayado: "Desde el primer momento, el objetivo del ataque en el incendio ha sido garantizar la seguridad de los habitantes de las pedanías, de las personas que están disfrutando en la zona de las vacaciones y de los integrantes del dispositivo que lucha contra las llamas".

Martínez Arroyo ha dicho también que "es muy pronto todavía" para determinar si el incendio ha sido provocado, aunque ha avanzado que si en el caso de que así se determine el Gobierno de Castilla-La Mancha se personará en la causa.

CONTINÚA ACTIVO Y EN NIVEL DOS EL INCENDIO DE ZAMORA

El incendio forestal declarado ayer en la provincia de Zamora, en el que según las primeras estimaciones han ardido unas 2.500 hectáreas, sigue activo más de treinta horas después de su inicio y en nivel dos de peligrosidad en una escala ascendente de cero a tres, pese a que ya está estabilizado.

En las labores de extinción se han mantenido en las últimas horas los quince medios aéreos movilizados desde que ayer al mediodía se iniciara el fuego, al parecer de forma intencionada, en dos focos en las localidades de Pino del Oro y Castro de Alcañices, en el parque natural de Arribes del Duero.

Entre los medios que han intervenido en el día de hoy han figurado casi una veintena de cuadrillas, ocho vehículos autobomba, seis retenes de maquinaria, tres dotaciones de la Unidad Militar de Emergencias, bomberos de la Diputación y el Ayuntamiento de Zamora, técnicos y agentes medioambientales, según el parte de incendios de esta tarde de la Junta de Castilla y León.

El fuego se ha extendido por un perímetro de unos treinta kilómetros de contorno y aunque ya se trata de un incendio "sin llama" aún hay numerosos puntos calientes y el viento continúa en la zona por lo que se considera aún activo.