Sevilla agasaja al Príncipe de Gales y a su esposa

Carlos de Inglaterra y su esposa Camila llegan a Granada para descansar

sociedad

| 01.04.2011 - 20:22 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El Príncipe de Gales, Carlos de Inglaterra, y su esposa Camila, Duquesa de Cornualles, han visitado Sevilla, donde, además de mantener una apretada agenda de actos institucionales, culturales y empresariales, han montado en tranvía y han sido agasajados con regalos típicos de la tierra.

Desde primeras horas de la mañana Carlos y Camila han visitado el Palacio de San Telmo, sede de la Presidencia de la Junta y el Ayuntamiento de Sevilla, aunque la agenda les ha permitido acudir también juntos a la catedral sevillana y a los Reales Alcázares, donde han asistido a una reunión con empresarios.

El Príncipe de Gales ha acudido, no obstante, en solitario a un seminario sobre "Desarrollo del potencial musulmán: la diversidad para obtener ventajas competitivas" en el edificio que alberga la Fundación Tres Culturas, mientras que la Duquesa de Cornualles ha acudido al Museo de Baile Flamenco.

La jornada en Sevilla ha finalizado a última hora de la tarde después de que el Príncipe de Gales haya visto un avión de transporte militar Airbús A400M, un proyecto aeronáutico en el que Sevilla realiza el montaje final y los componentes son transportados desde varios países, entre ellos el Reino Unido.

En un día en el que Sevilla ha alcanzado temperaturas superiores a los 30 grados centígrados, Carlos y Camila han tenido tiempo para subirse a un tranvía para desplazarse desde el Palacio de San Telmo hasta el Ayuntamiento, donde han recibido como regalos una réplica de un mosaico del museo arqueológico del Metropol Parasol -un centro contemporáneo ubicado en el corazón de la ciudad- y un abanico.

En su visita al Museo del Baile Flamenco, la Duquesa de Cornualles ha recibido de regalo un mantón de manila, un libro y una foto del Príncipe de Gales con la bailaora Cristina Hoyos, durante un espectáculo en un teatro de Londres, y ha encargado trajes de flamenca para sus nietas.

Camila, que ha visto un espectáculo flamenco en directo, ha declarado que estaba "encantada" de ver "tan de cerca" el flamenco, un arte del que ha dicho que es "pasión", según ha explicado a Efe la gerente del Museo, Tina Panadero.

Junto al presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, los visitantes han dado por la mañana un pequeño paseo desde el Palacio de San Telmo hasta la céntrica calle San Fernando, donde se saltaron el protocolo en varias ocasiones para saludar a numerosos ciudadanos que aguardaban su paso.

El Príncipe Carlos, vestido con un traje gris y corbata y pañuelo en tonos rojizos, y Camila, ataviada con un vestido estampado de flores en torno verdes y beis, han sufrido las altas temperaturas de Sevilla en el día de hoy, algo que ha llevado a la Duquesa de Cornualles a cubrirse del sol con una coqueta sombrilla.

La pareja ha recorrido a pie gran parte del centro de Sevilla, como los laterales que conforman el Hotel Alfonso XIII y la Universidad de Sevilla, así como el trayecto que une el Ayuntamiento de Sevilla, la catedral y los Reales Alcázares, y han podido admirar otros monumentos como el Archivo de Indias y la Giralda.

En su visita a la Fundación Tres Culturas, el Príncipe se ha mostrado muy interesado en todas las cuestiones de integración de la comunidad musulmana y en que se desarrollen iniciativas en todas partes del mundo para que esta integración y la diversidad sea vista de forma positiva, según ha explicado a EFE Elvira Saint-Gerons, directora de la Fundación.

Unos lacónicos "Charles", "Camilla" y "April 2011" escritos por el Príncipe de Gales y su esposa están desde hoy plasmados en el libro de Honor del Ayuntamiento, mientras que en la Fundación Tres Culturas quedará la imagen de Carlos de Inglaterra bebiendo un té moruno y recibiendo un facsímil de un Corán del siglo XIII.

Tras su visita a Sevilla, Carlos de Inglaterra y su esposa Camila llegan a Granada para descansar

durante el fin de semana en la finca que el Duque de Wellington tiene en Íllora, localidad del Poniente granadino.

En esta finca de campo de unas mil hectáreas, que alberga un antiguo palacete del siglo XIX donde se hospedarán el heredero de la corona británica y su mujer, permanecerán hasta el próximo lunes.

Ese día partirán hacia Marruecos para seguir con la gira que comenzaron en Lisboa el pasado lunes 28 de marzo, que ha incluido una estancia oficial en Madrid y que concluirá en el país norteafricano el miércoles 6 de abril.