Seis miembros de una familia fallecen en el incendio de una casa rural burgalesa

Entre ellos tres niños con edades comprendidas entre los cuatro y los seis años

Equipos de Logroño y de León investigan las causas del fuego

Las víctimas, que procedían de Madrid y de Gijón, se habían reunido en un encuentro organizado por la abuela

sociedad

| 22.02.2014 - Actualizado: 17:22 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Seis muertos, entre ellos tres niños con edades comprendidas entre los cuatro y los seis años, y cinco heridos, entre ellos dos menores de siete meses y cinco años, es el balance del incendio registrado esta noche en la casa rural Ribera del Arlanza en la localidad burgalesa de Tordómar, según han informado fuentes de Emergencias 112 Castilla y León y de la Subdelegación del Gobierno en Burgos.

En concreto, los fallecidos son las mujeres M.J.M.V., de 59 años; M.M.F., de 36, y A.M.F., de 35, y los tres menores de entre cuatro y seis años. Por su parte, los heridos son S.M.F., mujer de 34 años; L.F.O., varón de 34, y L.F.D., varón de 37, además de una niña de cinco años y un pequeño de siete meses.

Uno de los adultos heridos en el siniestro en la casa rural de Tordómar (Burgos) y los dos menores también ingresados han recibido el alta médica, según el parte médico facilitad por la Consejería de Sanidad.

Por su parte y según este informe, otros dos adultos permanecerán ingresados para control de las quemaduras que presentan. Además un sexto paciente adulto que continúa bajo vigilancia psicológica.

Desde la madrugada de este sábado permanecían ingresados en Observación del servicio de Urgencias del Hospital Universitario de Burgos seis pacientes (cuatro adultos y dos niños) como consecuencia del incendio de una casa rural en Tordómar, cinco por inhalación por humo y quemaduras y otro, que salió ileso, con atención psicológica.

TRÁGICO FIN DE SEMANA FAMILIAR

Los seis fallecidos y los cinco heridos pertenecían a una familia que se había reunido en la casa rural en un encuentro organizado por la abuela. Los afectados procedían de Madrid y de Gijón (Asturias).

También fueron atendidos en el Hospital cinco vecinos de pueblo Tordómar que presentaron un cuadro leve por inhalación de humo, si bien fueron dados de alta de forma inmediata.

En torno a las 2.32 de la madrugada, el Servicio de Emergencias Castilla y León 112 ha recibido "varias llamadas" que alertaban sobre un incendio en la casa rural Ribera del Arlanza, ubicada en el número 21 de la avenida del Generalísimo de Tordómar, en la que había "varias personas atrapadas", incluidos varios niños. Las causas del incendio aún no han sido esclarecidas.

Dos personas lograron escapar de las llamas y cinco han tenido que ser atendidas por los servicios sanitarios por inhalación de humo y quemaduras. Entre ellas había una niña de 5 años, un bebé varón de 7 meses y tres adultos de edades comprendidas entre los 34 y los 37 años. Todos ellos han sido trasladados al Hospital de Burgos.

Aunque se están investigando las causas del siniestro, todo hace pensar que el incendio registrado se originó por una chispa de la chimenea que saltó al sofá y por combustión de humo, según ha apuntado el presidente de la Diputación de Burgos, César Rico, presente en el lugar de los hechos.

En declaraciones, Lourdes, la propietaria de la casa rural ha manifestado que está "muy afectada" y está "físicamente y emocionalmente destrozada". "Ha sido una tragedia", ha añadido.

Asimismo, las autoridades han activado el Grupo de Intervención Psicológica de Desastres y Emergencias (GIPDE) de la Agencia de Protección Civil.

Los hechos ocurrieron en torno a las 2.32 de este sábado, 22 de febrero, cuando el Servicio de Emergencias Castilla y León 112 ha recibido "varias llamadas" que alertaban sobre un incendio en la casa rural Ribera del Arlanza, ubicada en el número 21 de la avenida del Generalísimo de Tordómar, en la que había "varias personas atrapadas", incluidos varios niños.

Una vecina de Tordómar, que vive justo frente a la casa rural incendiada en la que murieron seis personas de una misma familia, fue la primera en oír los gritos, se asomó a la ventana y vio a un hombre que salía por la ventana algo antes de las dos y media de la madrugada.

En declaraciones a Efe, Marisol, visiblemente emocionada, recuerda que oyó gritos desde la cama pero no sabía que pasaba, por lo que decidió asomarse a la ventana.

El hombre que logró salir de la casa le pidió ayuda y ella le dijo que se acercara al bar, donde había una cuadrilla de jóvenes, entre ellos su hijo.

Relata como los jóvenes, acompañados por su marido y, después, por la Guardia Civil, lograron romper las puertas y entrar en la casa rural para sacar a sus ocupantes.

Dos personas lograron escapar de las llamas y cinco tuvieron que ser atendidas por los servicios sanitarios por inhalación de humo y quemaduras.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha acudido al Hospital para interesarse en persona del estado de salud de los heridos y ha estado acompañado por el delegado del Gobierno en Castilla y León, Ramiro Ruiz Medrano; el subdelegado del Gobierno en Burgos, José María Arribas, y el delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Burgos, Baudilio Fernández-Mardomingo.

INVESTIGAN LAS CAUSAS DEL FUEGO

Agentes de la Policía Judicial y equipos de Logroño (La Rioja) y de la provincia de León investigan las causas del fuego en la casa rural Ribera del Arlanza, en Tordómar (Burgos), donde esta noche han perdido la vida seis personas, entre ellas tres menores, mientras que otras cinco han resultado heridas.

Así lo ha confirmado a Europa Press el delegado del Gobierno en Castilla y León, Ramiro Ruiz Medrano, que a primeras horas de la mañana de hoy se trasladó hasta el Hospital Universitario de Burgos donde han sido trasladado los cinco heridos en este siniestro.

El delegado del Gobierno en Castilla y León ha hecho un llamamiento para evitar especulaciones sobre lo ocurrido en esta casa rural y, a la espera de la confirmación oficial tras la investigación de los hechos, ha explicado que todo apunta a que el fuego se originó en un elemento mobiliario del salón del que emanó el gas tóxico que intoxicó mortalmente a seis víctimas.

Dicho esto, ha aclarado que lo que se desconoce en estos momentos es lo que motivó las llamas en ese elemento mobiliario, por lo que ha advertido de que no se puede hablar oficialmente de una chispa procedente de la chimenea. "No se sabe cómo se incendió", ha reiterado el delegado.

Por otro lado, ha confirmado que en la casa rural había doce miembros de una misma familia, los seis fallecidos (tres adultos y tres menores), los cinco heridos (tres adultos y dos menores) y una

última persona que salió ilesa y que fue la que dio la voz de alarma al 112 y a la Guardia Civil. "Está destrozado, como no puede ser de otra manera", ha asegurado Ruiz Medrano, que ha explicado que tanto esta persona como el resto de los heridos reciben ayuda psicológica para tratar de asumir lo ocurrido.

El delegado del Gobierno ha expresado su pesar por el "drama" y la "tragedia" que han vivido la localidad de Tordómar, la provincia de Burgos y la comunidad autónoma de Castilla y León en general y ha aprovechado la ocasión para destacar el trabajo de los agentes de la Guardia Civil y de los servicios sanitarios y para hacer una especial mención a la colaboración ciudadana que, según sus palabras, fue fundamental para evitar una tragedia aún mayor.