Seis detenidos por perforar oleoductos para sustraer combustible

Seis detenidos por perforar oleoductos para sustraer combustible y causaron daños por siete millones

sociedad

| 03.04.2017 - 12:41 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Agentes de la Guardia Civil, en el marco de la operación Collarín, han detenido a seis personas, de entre 36 y 53 años, pertenecientes a una organización presuntamente especializada en el robo de combustible mediante la perforación de oleoductos en Huelva, Cádiz, Sevilla y Valencia. A los detenidos se les imputan los delitos de robo con fuerza, pertenencia a grupo criminal y estragos, según ha informado el instituto armado en un comunicado.

La organización supuestamente había conseguido sustraer más de 200.000 litros de gasolina y gasóleo en oleoductos de Huelva, Cádiz, Sevilla y Valencia y se calcula que los daños causados podrían alcanzar un valor de 7.000.000 euros.

La operación se inició en octubre del pasado año, cuando la Guardia Civil detectó que se estaban realizando extracciones de forma ilícita de combustible en un oleoducto de la provincia de Castellón. Los agentes pudieron comprobar la existencia de un grupo de personas que podrían estar realizando extracciones de gasolina y gasóleo, por lo que se estableció un dispositivo de seguimientos y control.

Como consecuencia de la actuación, los agentes han detenido a seis perosnas personas en las provincias de Valencia, Cádiz y Sevilla y han podido constatar que la organización podría haber sustraído más de 200.000 litros de combustible a lo largo de los dos últimos años, en los que habrían causado daños que podrían alcanzar un valor de 7.000.000 euros.

"ALTO RIESGO" PARA LA SEGURIDAD

La organización habían ideado un método muy sofisticado para sustraer gasolina y gasóleo. Esta práctica suponía un "alto riesgo" para la seguridad pública ya que, para tener acceso al combustible, la red perforaba el tubo transportador, lo que podía haber ocasionado una "gran explosión", así como un riesgo medioambiental por el derrame de combustible en zona.

Los detenidos junto con las diligencias instruidas han pasado a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de Sagunto (Valencia), que tiene decretado en secreto de las actuaciones. La actuación ha sido realizada por efectivos de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Castellón, Sevilla y Algeciras.