Seis detenidos en operación contra banda que traficaba con armas de guerra

Policía Nacional

sociedad

| 25.01.2017 - 09:44 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Policía Nacional ha detenido en el área de Barcelona a seis personas integrantes de una banda que poseía un arsenal con diversas armas de guerra destinadas al tráfico ilícito para su uso por otros grupos criminales. Según ha informado hoy el Cuerpo Nacional de Policía, los agentes se han incautado de un fusil de asalto tipo AK, dos subfusiles ametralladores, cuatro rifles, dos escopetas, tres pistolas, un revólver, gran cantidad de munición de diferentes calibres, cargadores y chalecos antibala, además de armas blancas.

La banda estaba formada por personas de nacionalidad española y marroquí, y en la operación, efectuada el pasado día 11, se practicaron cinco entradas y registros en domicilios de Barcelona, Mataró y Castelldefels. Además de las armas, la policía ha intervenido dos bolsas y un paquete con cerca de un kilo de diferentes sustancias estupefacientes.

Las investigaciones se iniciaron en 2016 cuando se detectó a un grupo liderado por un ciudadano marroquí, residente en la periferia de Barcelona, sobre el que recaían sospechas de que lideraba una organización criminal dedicada al tráfico de armas de fuego. Las primeras indagaciones determinaron que los investigados desarrollaban su actividad en las localidades de Castelldefels, Mataró y Barcelona y que suministraban armas a otros grupos y organizaciones criminales.

El control al que fueron sometidos permitió detectar a finales del pasado año la celebración de varias reuniones que mantuvieron en Barcelona. El pasado diciembre se comprobó un aumento significativo de su actividad y la realización de un viaje a Noruega por parte del ciudadano marroquí jefe de la organización.

En la madrugada del 11 de enero, la Policía tuvo indicios que apuntaban a que la banda podría estar preparando un envío de armas y se estableció un dispositivo con el objetivo de frustrar la posible transacción.

A primera hora de la mañana se comprobó que el líder de la trama y otro miembro de la organización introducían una bolsa de gran tamaño y un carrito de la compra en un vehículo estacionado frente a la puerta de su domicilio y emprendieron la marcha hacia la salida de Castelldefels.

En esos instantes, agentes del Goes de la Jefatura Superior de Policía de Cataluña interceptaron el vehículo y detuvieron a sus ocupantes tras comprobar que portaban armas en su interior. Asimismo, se procedió a la detención del resto de investigados en Mataró y Barcelona y al registro de los domicilios.

En el vehículo y los domicilios la Policía se incautó de un arsenal formado por un fusil de asalto tipo AK, dos subfusiles ametralladores, cuatro rifles, dos escopetas, 3 pistolas -una del calibre 45 con silenciador-, un revólver calibre 357, gran cantidad de munición de diferentes calibres, cargadores, una pistola eléctrica, chalecos antibala, armas blancas (machetes, puñales y hachas) y distintivos policiales.

La investigación estuvo a cargo de la Brigada Central contra el Crimen Organizado de la Udyco Central de la Comisaría General de Policía Judicial y de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Barcelona de la Jefatura Superior de Policía de Cataluña. Además, se ha contado con la colaboración de la DEA de Estados Unidos.