Se suspenden dos meses los trabajos con las cepas mutantes de la gripe aviar

Se han creado mutaciones del virus transmisibles en mamíferos

El objetivo es crear vacunas y fármacos ante cepas mucho más mortales

La suspensión de los experimentos intenta evitar que se usen como armas biológicas

sociedad

| 23.01.2012 - 15:55 h

Manuel Muinelo Fernández

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Dos personas han fallecido en un sólo mes en China por la gripe aviar , y ya son seis los fallecidos en todo el continente asiático por esta enfermedad. Podríamos estar pensando en un rebrote pero los expertos dicen que entra dentro de la normalidad que desde hace varias décadas caracteriza el ritmo de contagio de esta patología. Donde si podemos encontrar noticia es en el hecho de que se haya creado en laboratorio una mutación del virus H5N1 de la gripe aviar. Se trata de una cepa que ha podido contagiarse de hurón a hurón, es decir entre mamíferos, lo que abre la puerta a que se pudiera contagiar entre humanos, y por lo tanto ser terriblemente mortal. Investigadores de las universidades de Wisconsin en Estados Unidos y la Erasmo de Rotterdam en Holanda, lograron desentrañar esta nueva cepa con el fin de diseñar vacunas o fármacos que resulten eficaces para cuando el virus mute por sí mismo.

Pero ¿y si se usa como arma biológica? . Este temor debieron sentirlo en Estados Unidos cuando han presionado para que no se publique en su totalidad el método de obtención de esta cepas e incluso para suspender temporalmente los experimentos con las mismas. Los científicos han aceptado esperar dos meses hasta lograr un consenso que tranquilice a gobiernos y a las organizaciones internacionales. De hecho hace ya un mes se canceló la publicación en las revistas Science y Nature.

Sin embargo estas medidas no son compartidas ni por algunos de los autores de la investigación ni por otros miembros de la comunidad científica. El microbiólogo de la Universidad CEU San Pablo, José Esteban García de los Ríos estas medidas son muy extraordinarias ya que se trabaja con otros virus mucho más virulentos y transmisibles que el de la gripe aviar y nunca se han tomado medidas así.

Se habla de no publicar todo el proceso de obtención de las cepas o de vigilar muy estrechamente a quienes se les puede facilitar estos datos en aras de la investigación. Por el momento la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha convocado a una reunión científica el próximo mes en Ginebra con el fin de saber cómo actuar para que no se vaya de las manos, este virus que puede resultar tan letal.