Se hacían pasar por narcotraficantes para robar a quienes les querían comprar droga

Detenidas quince personas de la organización delictiva

En uno de los domicilios los agentes han encontrado además una plantación ilegal de marihuana

Guardia Civil (Guardia Civil)

sociedad

| 10.05.2012 - 13:02 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Guardia Civil, en una actuación llevada a cabo en Madrid, Guadalajara y Tenerife, ha detenido a quince personas que presuntamente formaban parte de una banda que robaba a narcotraficantes, a quienes ofrecían droga para después, en una ficticia operación, asaltarles y robarles el dinero.

En un comunicado, la Guardia Civil ha informado hoy de que los ahora detenidos mostraban a los compradores trozos de cocaína e incluso tabletas de escayola que simulaban ser ese tipo de droga.

En los días previos a la venta, los miembros del primer grupo averiguaban el domicilio y las relaciones de los segundos para amenazarlos si desistían.

La operación ha sido denominada "Látigo" y ha concluido con la detención de ocho colombianos, dos españoles, dos brasileños, un argentino, un peruano y un inglés como presuntos autores de pertenencia a organización criminal, tráfico de drogas, robo con violencia e intimidación y falsificación de documentos.

Esta intervención comenzó en Tenerife y los detenidos residían en Madrid y Guadalajara, aunque realizaban frecuentes desplazamientos por toda España y otros países de Europa para llevar a cabo hechos delictivos bajo la dirección de dos hermanos colombianos.

Las ventas ficticias se hacían sobre todo en aparcamientos públicos, pisos o apartamentos alquilados sólo para llevar a cabo la supuesta operación.

Antes de que el comprador se personara en el lugar con el dinero, algunos miembros del grupo, provistos de pasamontañas y pistolas de fogueo, se ocultaban en las proximidades o en maleteros de otros coches, y cuando los compradores se presentaban hacían uso de "gran" violencia.

A continuación se apropiaban del dinero y huían, según ha precisado la Guardia Civil.

Durante los registros de seis domicilios en Guadalajara y cinco en Madrid los agentes se incautaron de 35.000 euros, 350 dólares y 3.000 libras, así como de tres pistolas simuladas, dos aparatos de descarga eléctrica y de 80 gramos de cocaína y dos paquetes con escayola.

En el domicilio de uno de los detenidos en el municipio de Alovera (Guadalajara) la Guardia Civil encontró 90 plantas de cannabis en un cultivo dotado de (lámparas de calor, riego automático y medidores de temperatura.

La Guardia Civil considera desmantelada esta violenta organización criminal, que podría haber obtenido grandes réditos al beneficiarse de que las víctimas no les denunciaban al realizar también actividades ilícitas.