Se duplican los españoles en programas de empleo de Cáritas durante la crisis

El 21% de las 72.493 personas que participaron en las acciones de empleo han conseguido un puesto de trabajo

Seis de cada diez personas que acuden a Cáritas para participar en esos programas son mujeres

Cáritas invirtió casi 47 millones de euros en acciones de economía solidaria

sociedad

| 27.04.2016 - 12:46 h
REDACCIÓN

Enlaces Relacionados:

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Las personas de origen español que acuden a los programas de empleo y formación de Cáritas se han duplicado durante la crisis y el perfil mayoritario sigue siendo el de una mujer -el 63 % de los usuarios- con una edad superior a los 35 años -el 61%-.

Cáritas ha presentado el Informe de Economía Solidaria 2015 Economía y Personas, con motivo del Día del Trabajo, que propone implantar un sistema de creación de empleo con "una ética amiga de la persona", basado en iniciativas de economía social, actividades de comercio justo y finanzas éticas.

Destaca que el 21 por ciento de las 72.493 personas que participaron en 2015 en las acciones de empleo y economía social han conseguido un puesto de trabajo, el dato más elevado de los últimos nueve años. Seis de cada diez personas que acuden a Cáritas para participar en esos programas son mujeres -45.946, 26.547 hombres-, el 31 por ciento de los usuarios tienen entre 35 y 44 años y otro 30% son mayores de 45 años.

Respecto a la procedencia, los españoles atendidos han pasado de un 25 por ciento en 2009, a un 53% en 2015. De los extranjeros -el 4 % de los usuarios-, ocho de cada diez proceden de países extracomunitarios. Si se analiza la formación, la mitad de las personas únicamente cuentan con estudios básicos (primarios finalizados o sin finalizar) y el 25 por ciento han llegado hasta secundaria.

Cáritas propone favorecer la creación de empleo social y pone como ejemplo iniciativas como "Viveros El Sembrador" realizadas por empresas sin ánimo de lucro y cuyo objetivo es la generación de empleo social "donde rige la primacía de la persona y del fin social sobre el capital", explica.

Otra apuesta de la ONG es el comercio justo, "que más allá de la comercialización de productos, visibiliza a las personas y los procesos que están detrás". A través de su Red Interdiocesana de Comercio Justo, compuesta por 28 Cáritas Diocesanas, funcionan 30 tiendas y 32 puntos de venta en toda España, que consiguieron en 2015 unas ventas de 1.057.425 euros.

Cáritas apuesta por las finanzas éticas como uno de los instrumentos con mayor capacidad de transformación, ya que "garantiza a los ahorradores que su dinero se está invirtiendo en actividades y proyectos que buscan el desarrollo de las personas, la redistribución de la riqueza y la protección del medio ambiente".

El secretario general de ONG, Sebastián Mora, ha reclamado una reacción para recuperar "la dimensión ética de la economía y de una ética amiga de la persona". "El problema no está en la crisis, sino en el modelo", ha señalado José Luis Pérez, coordinador del Equipo de Economía Solidaria.

Ha recordado que Cáritas invirtió casi 47 millones de euros en acciones de economía solidaria, procedentes de aportaciones privadas, subvenciones públicas e ingresos de la actividad de las empresas de economía social.

Por su parte, Cruz Roja también ha hecho balance del Plan de Empleo de 2015, en el que participaron más de 88.000 personas con dificultades de inserción laboral, de las que 15.000 consiguieron consiguieron un puesto de trabajo (de ellas 9.600 eran mujeres).

La tasa de inserción ha sido del 38 por ciento (tres puntos más que en 2014) y el perfil de los usuarios también es mayoritariamente femenino -de los 88.000 usuarios, más de 50.000 fueron mujeres-, inmigrante, con baja cualificación y con una edad de entre 25 y 54 años.