Se cumplen 50 años del primer vuelo espacial orbital de EEUU

El proyecto Mercury fue la respuesta de la NASA ante el liderazgo de ese momento de la Unión Soviética

sociedad

| 19.02.2012 - 20:35 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El 20 de febrero de 1962, un cohete Atlas despegó con éxito llevando a bordo a John Glenn y la respuesta de Estados Unidos al hito soviético de Yuri Gagarin. 'Amistad 7', la primera misión orbital tripulada de la NASA condujo a los estadounidenses a ganar la carrera por pisar la Luna siete años más tarde.

El proyecto Mercury fue la respuesta de la NASA ante el liderazgo de ese momento de la Unión Soviética, enfrentada a Estados Unidos durante la Guerra Fría, y que había puesto en órbita a Gagarin meses antes en medio del estupor norteamericano y occidental.

Durante el programa Mercury, los ingenieros estadounidenses se vieron presionados ante los desafíos que implicaban la construcción de una nave segura que permitiera a un astronauta llegar hasta la órbita terrestre sin ser destruida por las enormes velocidades que ello implicaba, destaca Wikipedia. Otra fuente de preocupaciones eran las situaciones extremas propias del ambiente espacial: el vacío, las bruscas fluctuaciones de temperatura y la recién descubierta radiación del espacio.

De un equipo inicial de astronautas formado por siete pilotos militares de pruebas, la NASA eligió para el primer vuelo orbital a John Glenn. Después de completar tres órbitas con duración de 4 horas 55 minutos y 23 segundos, Glenn fue recibido como un héroe nacional, y recibió un desfile al estilo del que tuvo Charles Lindbergh 35 años antes, cuando cruzó por primera vez en avión el Océano Atlántico.

En 1998, Glenn realizó su segundo vuelo espacial, en la misión STS-95, a bordo del transbordador espacial Discovery para estudiar los efectos del vuelo espacial en los ancianos. A la edad de 77 años, Glenn era la persona de mayor edad que había ido al espacio. El propio astronauta se ofreció como "conejillo de indias" para la investigación.

Catorce años después, con 91 años, Glenn está dispuesto a participar activamente en la efemérides del primer vuelo espacial orbital de Estados Unidos. Junto a su compañero Scott Carpenter, que protagonizó la siguiente misión espacial, participará este viernes en un acto oficial en el centro espacial de Florida, con conferencia de prensa incluida. El lunes, día 20, hablará con la tripulación de la Estación Espacial.