San Valentín tira de aplicaciones para un amor a golpe de clic

Un mercado que ha incrementado hasta un 60 % su número de usuarios

Aplicaciones de smartphones para ligar

sociedad

| 13.02.2016 - 19:08 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

San Valentín ha dejado de volar con su arco y lanzar flechas para navegar por internet y tirar, pero de aplicaciones, para unir a solteros que buscan una relación, un mercado que ha incrementado hasta un 60% su número de usuarios para acercarse al amor a golpe de clic.

Conocer al amigo de un amigo, acudir al gimnasio, coquetear en un bar o buscar entre los compañeros de trabajo a quien tirarle los trastos se han convertido en escenas casi obsoletas en la tarea de ayudar a San Valentín a encajar piezas y unir solteros con sus flechas de amor, que cantaba la canción.

Las páginas para encontrar pareja y las aplicaciones para móviles (App) han desterrado en gran medida el ligoteo clásico y facilitan con geolocalizadores, perfiles, GPS y combinaciones binarias lo de encontrar el amor, o lo que surja.

Los portales para abandonar la soltería y sus aplicaciones de bolsillo han incrementado en los últimos años su número de usuarios alrededor de un 60 %, según ha detallado a Efe la marca Meetic, que aumentó sus clientes un 67 % el año pasado y que ha ejercido de San Valentín para posibilitar más de 600.00 matrimonios en España.

La investigadora del grupo sobre Sexualidad Humana del Centro de Investigación Mente, Cerebro y Comportamiento (CIMCYC) de la Universidad de Granada María del Mar Sánchez ha detallado a Efe que la tendencia de buscar pareja en redes sociales seguirá creciendo porque las App marcan ya la vida diaria, y el amor no es una excepción.

"La manera más fácil para conocer gente nueva está en el móvil, que además elimina muchos obstáculos como las inseguridades de una primera cita y allana el camino a los más tímidos", ha apuntado esta investigadora, que ha resaltado que estas aplicaciones abren círculos en los que encontrar lo que cada uno busca para enamorarse.

Y abiertos los círculos, estas páginas permiten anunciar un flechazo con un movimiento de dedo, seleccionar por distancia o intereses o arrebatar el poder a Cupido para decidir a quién lanzar las flechitas con corazones.

Según un estudio realizado por Meetic, cuatro de cada diez solteros se alegrarán mañana de no tener que fingir que les gusta San Valentín y uno de cada cinco lo celebraría con un trío sexual si supiera que es su último 14 de febrero sin pareja.

El sexo representa la otra cara de estas aplicaciones, que no solo de frases bonitas y bombones se alimenta el amor, y aplicaciones como Tinder, Badoo o eDarling acercan a extraños para ganar la batalla a la soltería.

La tecnología se ha especializado además por sectores y ofrece desde el móvil aplicaciones especializadas por edades o tendencia sexual, gratuitas o de pago, con las que contentar a cualquiera en su búsqueda del amor. "La tecnología está en el día a día, en la compra, las conversaciones con amigos o el trabajo, y no podía quedar excluido el amor o las relaciones sexuales", ha detallado Sánchez.

La oferta ofrece también elegir el amor como el que pasea por los departamentos de un supermercado con plataformas como "adoptauntío.es", que se separan de convencionalismos, dejan todo el poder a la mujer y le permiten "comprar" la pareja adecuada, con posibilidad de devolución incluida.

Y como el amor está en cualquier rincón, otras aplicaciones dedicadas a menesteres más terrenales ya sirven de aliados para el santo celestino y han habilitado chat que permiten a sus usuarios, por ejemplo, convertir el corazoncito que anuncia que te gusta una foto de Instagram en el inicio de algo más.

Así, San Valentín ha abandonado las cartas romanticonas y las citas a ciegas para suscribirse a flechazos virtuales, conversaciones instantáneas y toques de amor "online" gracias a un mercado al que millones de solteros han declarado ya su amor eterno.