Roban en Londres un ejemplar de la especie de nenúfar más pequeña del mundo

Nenúfar (Archivo)

sociedad

| 15.01.2014 - 12:52 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Un nenúfar enano ugandés, la especie más pequeña del mundo de esta planta acuática, ha sido robado de un estanque del invernadero Príncipe de Gales de los jardines botánicos reales Kew, al suroeste de Londres, informó Scotland Yard.

Se trata de un ejemplar de Nymphaea thermarum, una especie insólita por su reducido tamaño de apenas un centímetro de diámetro, que supuestamente fue sustraída de los jardines el último jueves "por algún visitante", según fuentes policiales.

"Nuestros trabajadores se dedican a la conservación de plantas y los incidentes de este tipo suponen un golpe a nuestra confianza. Nos tomamos muy en serio los robos a nuestra colección científica de plantas, que no tiene precio", señaló Richard Barley, director de horticultura de los jardines Kew.

El llamado nenúfar enano ugandés, de pétalos blancos y estigma amarillo, fue descubierto por primera vez en 1987 en las aguas termales de la localidad de Mashyuza, en Ruanda -país fronterizo con Uganda-, pero desapareció en torno a 2008 debido a una primavera extremadamente calurosa que secó las aguas del manantial.

El botánico alemán que lo descubrió fue capaz de preservarlo hasta que el delicado nenúfar llegó a la capital británica.

Los jardines botánicos Kew, declarados patrimonio mundial de la UNESCO en 2003, son el único lugar del mundo en el que crecen alrededor de cincuenta de estos nenúfares diminutos, gracias a la labor del asturiano Carlos Magdalena, que logró que florecieran por primera vez en 2009 recreando su hábitat natural.

Scotland Yard ha iniciado una investigación para resolver el robo del Nymphaea thermarum de este espacio verde al sur del Támesis, que se fundó en 1759 y tiene más de 132 hectáreas.

A pesar de albergar más de 30.000 plantas florales y el banco de semillas más extenso del mundo, los jardines botánicos de Londres no cuentan con cámaras de seguridad, informaron fuentes policiales.