Rescatan a los cinco tripulantes del barco con peligro de hundimiento en La Coruña

26 provincias están en alerta por vientos de 140 km/h, oleaje, nevadas y frío

La Diputación de Vizcaya estima en 2 millones de euros los daños en la costa vizcaína

sociedad

| 04.02.2014 - 08:35 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El helicóptero 'Pesca II', dependiente de la Xunta de Galicia, ha rescatado en la tarde de este martes a los cinco tripulantes del barco con peligro de hundimiento que se encuentra a unas 50 millas al noroeste de La Coruña.

Según han informado fuentes de Salvamento Marítimo, a las 17,00 horas recibió la confirmación de que los tripulantes estaban a bordo del helicóptero de rescate y eran trasladados a Viveiro (Lugo).

Sobre las 16,35 horas de este martes había llegado a la zona del buque 'Esnaad 715' el helicóptero 'Pesca II' para proceder a sacar a la tripulación.

A las 15.05 horas de este martes, jornada en la que hay alerta roja en el litoral gallego por temporal, el barco 'Esnaad 715', de transporte de personal o equipos, emitió una señal de aviso.

Al haber peligro de hundimiento, según ha indicado Salvamento, han sido movilizados el helicóptero 'Pesca II' dependiente de la Xunta y el buque 'Sar Gavia' de Salvamento.

BUSCAN A UN JOVEN

A primera hora de la mañana Salvamento Marítimo ha movilizado un helicóptero y una embarcación para proseguir con la búsqueda del joven mientras el tiempo lo permita ya que las previsiones alertan de la llegada de vientos de fuertes vientos y olas de 10 metros que han hecho activar la alerta roja en A Mariña lucense.

La alerta roja por rachas de vientos casi huracanados, activada cuando existe un nivel de riesgo para la población muy alto, se ha hecho extensiva además de Galicia a Cantabria y Asturias lo que ha propiciado en diversas localidades y comarcas el cierre de parques, jardines e instalaciones públicas.

A este respecto, el Ayuntamiento de Santander ha cerrado los parques de la ciudad y las instalaciones deportivas, incluido el Complejo de La Albericia, ante la previsión de que se puedan registrar vientos de hasta 140 kilómetros por hora esta tarde, en la que se aconseja a los vecinos no salir a la calle.

Además, el alcalde de la ciudad, Íñigo de la Serna, ha señalado que los bomberos están preparados por si fuera necesario acordonar el frente marítimo para garantizar la seguridad y aconseja a los ciudadanos que, en la medida de lo posible, eviten salir a las calles y no se acerquen a zonas donde puedan desprenderse cornisas.

El Consistorio de Oviedo ha cortado el suministro de agua en las fuentes del casco urbano y ha ordenado la vigilancia en los parques y zonas verdes del municipio, que podrían ser cerrados en función de las rachas de viento.

Además en la localidad de Avilés hay restricciones a la circulación de personas en los parques de Las Meanas y El Muelle y el cierre del de Ferrera ante las previsiones de vientos muy fuertes. La alcaldía de Lugo también ha ordenado el cierre de los dos parques urbanos de la ciudad, el de Rosalía de Castro y el de A Milagrosa, para evitar situaciones de peligro a partir del mediodía.

SECTORES AFECTADOS EN GALICIA

El campo tampoco se ha librado de los destrozos por lo que el Sindicato Labrego Galego (SLG) ha registrado un escrito en la Xunta de Galicia para solicitar una reunión con la Consellería de Medio Rural para tratar "la crisis generada por los destrozos de los temporales en las últimas semanas" en los sectores de huerta, fruta y flor.

En un comunicado, dicha organización agraria recuerda que los temporales que han azotado la comunidad en las últimas semanas han provocado "la destrucción de instalaciones esenciales, como invernaderos", además de inundar "las tierras de labor".

Los diferentes ayuntamientos siguen evaluando daños y destrozos y así el alcalde de San Sebastián, Juan Karlos Izagirre, ha anunciado que reclamará al Ministerio de Medio Ambiente que estudie los posibles desplazamientos que se han producido en la escollera construida en la desembocadura del Urumea y que "han podido repercutir negativamente en el golpe de ola".

En declaraciones a Onda Vasca, Izagirre ha asegurado que las catástrofes como la ocasionada el pasado fin de semana en San Sebastián por el temporal de mar son "inevitables", pero que al igual que en el Urumea "se toman medidas para recuperar el cauce del río", en la costa se plantean también posibles intervenciones.

Entre tanto destrozo cabe destacar la resistencia de las esculturas de Chillida y Oteiza, que situadas en la primera línea del embate de las olas en San Sebastián han aguantado el azote del temporal y sus perfiles permanecen intactos en un manifiesto desafío del arte a la fuerza de la naturaleza.

La Diputación de Bizkaia calcula que los daños sufridos en las 28 playas del territorio debido al temporal de olas del pasado domingo ascienden a unos dos millones de euros, sin contar los destrozos en bienes privados.

El portavoz de la diputación, Unai Rementeria, ha explicado en una rueda de prensa en Bilbao que todas las playas vizcaínas resultaron "más o menos" afectadas por el temporal y han quedado "desconfiguradas" por el movimiento de la arena, que fue arrastrada por las olas.

El Ayuntamiento de Gijón ha cifrado en aproximadamente 260.000 euros el coste que supondrá la reparación de los daños ocasionados como consecuencia del fuerte oleaje registrado durante el fin de semana en la costa cantábrica.

DAÑOS CERCANOS A LOS 20 MILLONES

El temporal de olas que azotó la costa cantábrica el pasado domingo ha causado daños que, en una primera estimación efectuada por el Consorcio de Compensación de Seguros, tendrán un coste de entre 18 y 20 millones de euros en indemnizaciones.

El director de Operaciones del Consorcio, Alejandro Izuzquiza, ha informado a Efe de que se ha calculado que el número de siniestros causados por el temporal en toda la cornisa cantábrica asciende a unos 1.600, de los que la mitad se registraron en el País Vasco -500 en Gipuzkoa y 300 en Bizkaia-.

El Consorcio trabaja con la previsión de que los desperfectos pueden superar los 20 millones de euros en todo el litoral del norte, y que en el País Vasco, la zona más afectada por el temporal, los daños asegurados ascienden a entre 14 y 16 millones.

En esta estimación, se encuentra también el mobiliario urbano destrozado, que en su mayoría son bienes de titularidad municipal que generalmente también están asegurados.

Por el momento, el Consorcio de Compensación de Seguros ha recibido 480 solicitudes de indemnización, de las que el 85 % han sido recibidas por teléfono y el 15 % a través de su página web.

De estas solicitudes, 145 proceden de Gipuzkoa y 70 de Bizkaia, mientras que las demás corresponden al resto de la cornisa cantábrica.

A partir de mañana un amplio equipo de peritos comenzará a visitar a los afectados, los primeros de los cuales podrían comenzar a cobrar las indemnizaciones en 10 días, mientras que el Consorcio calcula que en un plazo de entre 3 y 4 meses podría satisfacer el pago de entre el 85 y el 90 % de las indemnizaciones.

Aunque el temporal marítimo del pasado domingo es uno de los más importantes que se recuerdan en la costa vasca, los datos de los que dispone el Consorcio de Compensación de Seguros relativizan el volumen de los daños.

Así, frente a los 1.600 siniestros que se calculan en la costa cantábrica por el temporal de olas de domingo, el terremoto de Lorca, el 11 de mayo de 2011, sumó un total de 32.000 reclamaciones que se tradujeron en 480 millones de euros de indemnizaciones.

Del mismo modo, las inundaciones registradas en Gipuzkoa en noviembre de 2011 acumularon un total de 5.600 solicitudes de indemnización y el Consorcio pagó 60 millones para compensar los daños causados.

Por otra parte, en San Sebastián, la capital de provincia más castigada por las olas, 70 afectados han acudido al Ayuntamiento para dar parte de su situación, según ha explicado el consistorio en un comunicado.