Quitar la papada ya es posible sin pasar por el quirófano

sociedad

| 18.10.2017 - 20:30 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Es una de las ultimas modas: Quitarse la papada. Siete de cada 10 potenciales pacientes confiesan que se someterían a un tratamiento para eliminarla. La buena noticia es que ahora puede hacerse sin pasar por el quirófano.

La compañía Allergan lanza Belkyra (con ácido desoxicólico), un tratamiento inyectable y personalizado, el primero de su clase terapéutica, para aquellos hombres y mujeres que deseen eliminar su papada sin someterse a una cirugía. Según la doctora Isabel de Benito, especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora, y directora de la Clínica Porcuna & De Benito en Madrid, “muchas personas podrán ahora disminuir o hacer desaparecer su papada gracias a tres o cuatro sesiones con Belkyra. El máximo son seis sesiones y se deben distanciar por lo menos cuatro semanas”, afirma.

El novedoso tratamiento, una vez finalizado, no requiere sesiones de mantenimiento ya que los resultados son permanentes. Es un tratamiento ‘no quirúrgico’ pero con ‘resultados quirúrgicos’. No existen contraindicaciones específicas para este procedimiento si se realiza en aquellos pacientes, hombres o mujeres, con papada y con no demasiada flacidez en el cuello.

Elia Roó, directora de la Clínica Clider explica que se realizan de tres a cuatro sesiones, dependiendo del grado de papada que tenga el paciente. Al mes después de cada sesión ya se perciben resultados evidentes. El resultado final se obtiene al mes y medio o dos meses después de la última sesión.

Hasta ahora, las opciones terapéuticas validadas para la grasa submentoniana eran quirúrgicas como la liposucción, procedimientos hospitalarios con dispositivos manuales o dietas agresivas para perder peso. “Belkyra® es un tratamiento no invasivo, ahora mismo el único inyectable del mercado para reducir la papada sin cirugía.