A prisión un indigente acusado de intentar quemar a otro en un cajero de Sevilla en Nochevieja

Un ciudadano alertó al 061 y sofocó el fuego que afectaba a las mantas y pertenencias de la víctima

La Policía ha detenido a siete personas, cinco en Tenerife y el resto de Alcalá de Henares, vinculadas a una organización que doblegaba la voluntad a mujeres de origen africano utilizando ritos vudú y que eran víctimas de trata con fines de explotación sexual. Así, los agentes han liberado también a dos mujeres, una de ellas procedente de Nigeria y otra de Sierra Leona, víctimas de trata de seres humanos con fines de explotación sexual.

sociedad

| 04.01.2016 - 12:20 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Un indigente, que presuntamente intentó quemar a otro la pasada Nochevieja en un cajero de la calle Sierpes en Sevilla, ha ingresado en prisión de forma provisional este domingo tras la "rápida actuación" de la Policía Nacional, que lo detuvo en la misma madrugada del día 1 de enero.

Según han explicado fuentes policiales, fue un torno a las 4,30 horas de la madrugada del día 1 de enero cuando un ciudadano alertaba de este hecho, del que se hace eco este domingo 'Diario de Sevilla', mediante una llamada al 061, "siendo este ciudadano el mismo que sofocó el fuego que afectaba a las mantas y pertenencias de la víctima".

Estas mismas fuentes han asegurado que "la rápida actuación del ciudadano evitó mayor tragedia", ya que el indigente afectado no se enteró del fuego ni sufrió ningún tipo de heridas o afección, por lo que "no precisó de asistencia sanitaria, aunque sí se encontraba en 'estado de shock' al no enterarse de lo que había ocurrido, ya que se encontraba dormido".

Por su parte, la actuación de la Policía Nacional fue "rápida", pues una hora después del aviso del ciudadano, concretamente, en torno a las 5,30 horas de la madrugada del 1 de enero, y en base a las imágenes de la grabación de las cámaras de seguridad de la propia entidad bancaria, el presunto autor de los hechos era detenido en las inmediaciones de la plaza de la Encarnación.

Según el atestado de la Policía Nacional, la detención era por "tentativa de homicidio", según han apuntado las mismas fuentes, que han asegurado además que el detenido cuenta con "bastantes antecedentes penales", por lo que en la mañana de este sábado pasó a disposición judicial y, finalmente, ha ingresado este domingo en prisión de forma provisional.