A prisión la mujer que huyó tras atropellar mortalmente a un ciclista

Vehículo de la Guardia Civil

sociedad

| 02.03.2016 - Actualizado: 11:49 h
REDACCIÓN
Más sobre: SucesosSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

¡Una mujer que presuntamente huyó tras atropellar a dos ciclistas en Lebrija (Sevilla), uno de los cuales murió, ha sido detenida por la Guardia Civil y una juez la ha enviado a prisión provisional.

Los hechos ocurrieron el pasado 13 de febrero en el kilómetro 36,4 de la carretera A-471 (El Torbiscal-Sanlúcar de Barrameda), en el término municipal Lebrija, y a causa del atropello murió un ciclista, de 50 años, y otro resultó herido grave.

Según ha informado hoy la Guardia Civil, los agentes de atestados localizaron entre los restos del accidente vestigios pertenecientes a un Peugeot 207 blanco, que, gracias a la colaboración ciudadana, fue localizado en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz).

Un policía local de Lebrija informó de que una persona intentó adquirir piezas compatibles con una reparación de los daños que sufrió en el accidente el coche, que fue finalmente fue encontrado en una parcela en Chipiona (Cádiz) donde hay un taller mecánico ilegal.

Posteriormente, los agentes localizaron a una mujer de Sanlúcar de Barrameda titular del vehículo, que en un principio negó los hechos y finalmente reconoció que era la autora del atropello.

La detenida, S.J.C., de 26 años, prestó ayer declaración ante la titular del Juzgado de Instrucción 1 de Lebrija y reconoció los hechos.

Se le imputan los delitos de imprudencia grave con resultado de muerte, imprudencia grave con resultado de lesiones, omisión del deber de socorrer y presentación de denuncia falsa, ya que denunció los daños que presentaba su vehículo indicando que se los hicieron cuando se encontraba aparcado.

La Guardia Civil también investigó, en calidad de encubridores, al hermano de la detenida y a una amiga que buscaron en diversas chatarrerías las piezas de recambio dañadas durante el accidente.

Igualmente, tomó declaración al dueño del taller ilegal donde fue localizado el vehículo y al propietario de otro taller de Sanlúcar de Barrameda donde previamente se intentó reparar el turismo causante del accidente.