Presentan cargos de asesinato contra el vagabundo que mató a española en Nueva York

La joven asesinada (Archivo)

sociedad

| 27.05.2015 - 08:03 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Un gran jurado presentó cargos de asesinato en segundo grado, secuestro y posesión criminal de un arma de fuego contra un vagabundo acusado de matar a la española Ana Isabel Charle, quien dirigía un refugio para desamparados en Nueva York, informó la fiscalía del condado de El Bronx.

El presunto asesino, West Spruill, preso sin derecho a fianza desde el pasado 27 de abril cuando presuntamente asesinó a Charle en El Bronx, fue llevado hoy a la Corte Suprema de ese condado, donde la jueza Margaret Clancy le presentó los cargos del gran jurado de los que se declaró no culpable.

El acusado, que se enfrenta a la cadena perpetua, había vivido unos siete meses, hasta principios del pasado mes de enero, en el albergue para hombres indigentes Project Renewal, que dirigía Charle, de 35 años, que llegó a EE.UU. en 2002 procedente de Valladolid.

Spruill, de 39 años y con expediente criminal previo, se acercó a Charle cuando ésta acudió a por su vehículo tras terminar su jornada de trabajo, la forzó a entrar en el vehículo y a desnudarse mientras él hizo lo mismo y luego la obligó a conducir unas dos manzanas.

Charle, que tenía dos hijas, de 11 y 9 años, intentó escapar y salió corriendo del coche desnuda, y Spruill la persiguió, también desnudo y portando un arma de fuego, con la que le disparó en múltiples ocasiones y la alcanzó en la mejilla, el pecho y la sien.

Spruill, que fue arrestado poco después cerca del lugar, había salido de la cárcel en 2014 tras cumplir ocho años de prisión en Michigan por asalto con arma de fuego y tenía un arresto en Nueva York en 1993. Las autoridades consideran que Spruill llevaba días acechando a la víctima y que había planeado acabar con la vida de la psicóloga.

En el momento de su arresto llevaba consigo un papel con el número de matrícula y marca del coche de su víctima, según trascendió en una audiencia en los tribunales tras su arresto. Ana Isabel Charle había pedido ser trasladada porque temía por su seguridad.

El próximo jueves se celebrará una audiencia en la que la jueza Clancy decidirá sobre la petición del acusado de defenderse él mismo en el juicio que se seguirá contra él por el asesinato de Charle, informó además la fiscalía.