Practicar sexo y ejercicio de forma ocasional aumenta el riesgo de infarto

La mayoría de las muertes súbitas en el acto sexual se dan fuera de la pareja

sociedad

| 23.03.2011 - 15:21 h

Manuel Muinelo

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El ejercicio físico y el sexo esporádico elevan el riesgo de infarto. Es la principal conclusión del estudio llevado a cabo por la Universidad de Tufts en Massachusetts (EEUU). Las personas que efectuan ejercicio físico de una forma moderada o mantienen relaciones sexuales con frecuencia, tienen el corazón más preparado para soportar sobreesfuerzos. Cuanta más actividad, dentro de la moderación, menos riesgos de padecer riesgos de corazón.

Los datos revelan que , en general, aquellas personas que practican un ejercicio eventual tienen 3,5 veces más riesgo de sufrir un ataque de corazón. Asimismo los varones con una vida sexual ocasional tienen 2, 7 veces más riesgo de padecer un accidente cardiaco que los que mantienen una vida sexual más intensa. Es más saludable practicar el sexo dos o tres veces por semana que una vez al mes. Según Jose María Maroto, coordinador de la Unidad de Rehabilitación Cardiaca del Hospital Ramón y Cajal de Madrid el estudio demuestra que el entrenamiento tanto en actividades físicas como sexuales reducen la mortalidad por ataques de corazón.

Lo que se desvela también con este estudio es que las relaciones sexuales fuera de la pareja aumentan el riesgo de sufrir un ataque al corazón. El 90 % de las muertes súbitas que se producen durante un acto sexual estan protagonizadas por varones que no se encontraban con su pareja habitual. El stress de la situación, no querer quedar mal o la mala conciencia pueden contribuir a aumentar el riesgo de sufrir problemas de corazón.