Perros policía de la Guardia Civil: cada vez más especializados

Detectan dinero negro y tabaco ilegal pero también buscan acelerantes de incendios y cebos envenenados

Los perros policías de la Benemérita realizaron 55.680 servicios en 2012 en nuestra Comunidad

sociedad

| 05.07.2013 - 14:54 h
REDACCIÓN

Noticias relacionadas:

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los perros policía de la Guardia Civil se están especializando cada vez más en detectar dinero negro y tabaco ilegal debido a que los delitos de evasión fiscal y contrabando de tabaco fraudulento ha aumentado en los últimos años por la crisis económica.

No obstante, la mayor parte de los canes están especializados en detección de drogas, búsqueda de explosivos, y seguridad y rescate, según han informado los agentes que trabajan con estos animales durante la visita de la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes a las instalaciones del Centro de Adiestramiento situado en El Pardo.

Cifuentes ha detallado que los perros policías de la Benemérita realizaron sólo en la Comunidad de Madrid 55.680 servicios en 2012.

La Benemérita cuenta con un equipo de perros policía que opera en toda España y que tiene su base central y escuela de formación en El Pardo, con 40.000 metros cuadrados propios. Es el Centro de Adiestramiento de Perros, dependiente del Servicio Cinológico y Remonta de la Guardia Civil, donde reciben instrucción tanto los perros como los guías caninos encargados de trabajar con ellos de forma cotidiana.

La delegada del Gobierno en Madrid ha visitado este viernes el centro y ha puesto de relieve la importante actividad formativa que realiza, así como la contribución de los canes policía a la prevención de actividades delictivas y el mantenimiento de la seguridad ciudadana. "

La labor que hacen estos perros en fundamental en prevención y persecución del delito, pero también en ayuda humanitaria, búsqueda de desaparecidos, drogas, detección de explosivos, búsqueda de dinero. Quiero felicitar a los guardias civiles que adiestran a los perros. Forman una pareja indisoluble entre porque se complementan en su trabajo. Los perros de la Guardia Civil son agentes de la Guardia Civil", ha recalcado Cifuentes tras la exhibición realizada por los guías caninos.

En el misma línea, el coronel jefe del Servicio Cinológico, Tomás Navarro, ha destacado que estos animales tan especiales "llevan muchas veces paz a las familias" al encontrar personas desaparecidas. "Es un trabajo riguroso, de gran perseverancia. El perro y el agente forman una unidad indisoluble", ha añadido.

MAS DE 60 AÑOS AL SERVICIO DE LOS CIUDADANOS

El Centro de Adiestramiento de Perros de la Guardia Civil se creó en 1951 y desde entonces se ha configurado como un referente en la materia. Actualmente, este centro es el responsable de la selección de los futuros guías-alumnos, de la enseñanza de la especialización dirigida al personal que posteriormente se integra en las unidades operativas, así como de la capacitación de guías de perros para labores docentes de adiestramiento.

Además, el centro instruye a componentes de otras unidades, entre ellos, distintas Policías Locales y Autonómicas.

El total hay 542 perros, que la Guardia Civil tiene distribuidos por toda España y han recibido su adiestramiento previo en el centro de El Pardo, donde también se encuentra la Jefatura del Servicio Cinológico y la Unidad Cinológica Central.

De esta cifra total, actualmente se encuentran en las dependencias de El Pardo 269 perros, tanto en periodo de aprendizaje, como a la espera de prestar servicios en cualquier lugar del territorio nacional.

PREDOMINAN LOS PASTORES ALEMANES

Por razas, la mayoría de los perros son pastores alemanes, seguidos de pastores belgas, labradores, golden, pastores holandeses y sabuesos. Estos perros provienen fundamentalmente de compras, si bien la tendencia desde el año 2009 es a incrementar la 'producción propia', por lo que se crían entre tres y cuatro camadas al año.

El perfil de los perros policía es que tienen una edad de entre 12 y 24 meses, preferiblemente machos, con buen carácter, movimientos y temperamento y que sean a la vez valientes y equilibrados, siempre en alerta ante el peligro. Su vida laboral dura entre ocho y diez años, aunque todo depende de la salud y las cualidades del propio animal.

Por su parte, los guías caninos se seleccionan entre agentes de la Guardia Civil con un perfil adecuado para potenciar la interrelación con el animal. La demanda para entrar a esta unidad es muy alta.

AREAS Y SUBESPECIALIDADES

Uno de los elementos más característicos del adiestramiento de guías caninos y de perros es la especialización en determinadas labores para conseguir una mayor operatividad. Desde el punto de vista formativo y operativo existen tres grandes especialidades y doce subespecialidades.

La primera especialidad es la de 'Seguridad y Rescate', con las subespecialidades de Grandes Areas, Rastro, Avalanchas, Catástrofes, Seguridad e Inmigrantes (búsqueda de polizones en barcos y otros medios de transporte). Su actividad principal se centra en la búsqueda de personas vivas que se encuentran sepultadas bajo escombros, aludes o similares, y servicios de patrulla, ha indicado el coronel jefe del Servicio Cinológico.

Los canes son cada vez más importantes en la resolución de homicidios, puesto que con un buen entrenamiento son capaces de detectar restos biológicos (sangre, saliva, semen) por muy secos o ocultos que estén en los escenarios, ropas, vehículos o cualquier objetivo relacionado con el crimen. Por ejemplo, estos perros fueron capaces de descubrir restos orgánicos escondidos en un cajón de una pisada de sangre tras un crimen que se ha juzgado hace escasos días en Madrid. O han resuelto otro asesinato en Vallecas al encontrar dos pequeñas gotas, imperceptibles para cualquier persona, ocultas en una cocina que fue limpiada con lejía tras un homicidio.

La segunda especialidad es la detección de sustancias estupefacientes y psicotrópicas, con la subespecialidad de 'drogas pasivas', consistente en la detección de drogas ocultas en objetos o personas.

Además, debido a la crisis económica, los agentes están formando de nuevos perros para detectar tabaco ilegal o falsificado, la mayoría cigarrillos origen chino que se está introduciendo cada vez más en España a través de contenedores, ha destacado Navarro.

Esta especialidad está en constante evolución, por lo que han surgido varias subespecialidades, como búsqueda de cadáveres y restos orgánicos, acelerantes de incendios, cadáveres sumergidos, dinero, tabaco, cebos envenenados y armas disparadas, de gran utilidad en investigaciones relevantes, como incendios forestales, contrabando y atentados contra el medio ambiente, entre otras, como la detección de alimentos de riesgo.

Por ejemplo, el grupo de cebos envenenados, creado en 2007, cada vez trabaja más y ya ha practicado 60 operaciones y ha detectado 106 cebos y 109 cadáveres envenenados. Estos hechos están relacionados generalmente con rencillas personales.

EN EL INCENDIO DE ROBLEDO Y EN LOS ERES DE ANDALUCIA

Igualmente, los especializados en acelerantes de combustión son muy importantes para localizar el punto exacto de ignición y si el fuego fue provocado. Este tipo de perros trabajaron, entre otros casos, en el incendio de Robledo de Chavela del verano pasado. Les enseñan a encontrar rastros de gasolina, gasóil, mechas, retardantes y otro tipo de compuestos incendiarios.

En cuanto al papel moneda, su objetivo es evitar delitos de narcotráfico y evasión fiscal, otro de los delitos que más ha aumentado con la crisis. El grupo nació trabaja fundamentalmente en aeropuertos y fronteras como la de Andorra, en la que han encontrado 1,5 millones de euros que querían desviarse de España al paraíso fiscal del Principado. También, han destacado su éxito en la detección de dinero negro en Jaén procedente del caso de los EREs fraudulentos.

La tercera especialidad es la detección de explosivos y actúan en la lucha antiterrorista, prevención de atentados en zonas estratégicas o con motivo de grandes eventos.