Pendientes de que el cielo 'eche un capote'

La reaparición de José Tomás se ha convertido en todo un acontecimiento

Hacía un año y ocho meses que el matador madrileño no se presentaba en los ruedos españoles

sociedad

| 06.05.2016 - 13:52 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La reaparición este sábado en los ruedos españoles de José Tomás se ha convertido en todo un acontecimiento para el mundo del toreo y para Jerez (Cádiz), cuyos hoteles y restaurantes están desbordados de aficionados, pendientes de que el cielo "eche un capote" para que la lluvia no entorpezca la esperada faena.

Hacía un año y ocho meses que el matador madrileño, consagrado como una leyenda viva del toreo, no se presentaba en los ruedos españoles. En este tiempo sólo ha toreado dos tardes en México, la última el pasado 31 de enero en la Monumental del Distrito Federal, el coso más grande del mundo. Sus 45.000 localidades se vendieron apenas fueron puestas en venta.

Para su regreso a España José Tomás ha elegido la plaza de Jerez de la Frontera (Cádiz), una de las más antiguas y señeras de Andalucía, que cuenta con apenas 9.500 localidades. En menos de 24 horas volaron en taquilla y en internet los abonos para asistir a la Feria de Toros de Jerez, en cuya última jornada torea José Tomás junto con Juan José Padilla y José María Manzanares.

Se adquirieron entradas incluso desde China y Australia, y desde todos los rincones de Europa. "El impacto es mundial", ha explicado a Efe un miembro de la organización. En Internet aún pueden verse anuncios de venta de entradas para ver a José Tomás por hasta mil euros. Las reservas de hoteles y restaurantes volaron de la misma forma que las localidades.

"El 23 de febrero pasado, en cuanto se supo que José Tomás reaparecía en Jerez, comenzaron las llamadas, todo se completó", ha comentado el director de un hotel de cinco estrellas del centro de la ciudad. Los restaurantes también se han visto desbordados por las reservas y es ya difícil encontrar una mesa para este fin de semana en Jerez de la Frontera.

Especialmente en Tendido 6, un restaurante taurino que en alguna ocasión ha tenido en sus mesas al propio José Tomás. A pesar de que desde hace tiempo este fin de semana está completo, el restaurante aún recibe más de cien llamadas diarias preguntando si es posible cenar este sábado, según ha contado a Efe su encargado. Entre los aficionados que no han querido perderse este acontecimiento taurino está el rey Juan Carlos.

La afición que tanto ha corrido para asegurarse un asiento en la plaza mañana, está ahora pendiente del cielo. La Agencia Estatal de Meteorología apunta a que hay un 85 por ciento de probabilidades de lluvia esa tarde, pero todo el mundo espera que a partir de las 19.00 horas el cielo se abra para disfrutar de la esperada corrida.

La expectación que ha creado la reaparición de este torero, un matador que se prodiga poco, no ha movido un ápice el hermetismo que suele rodearle.

Hay quienes lo han visto estos días tentando en fincas cercanas a Medina Sidonia, una localidad cercana a Jerez de la Frontera. "No sabemos donde está. A veces los toreros vienen a este hotel, o nos enteramos si están alojados en otro, pero esta vez no. Puede que él esté alojado en casa de algún amigo", dice el responsable de otro hotel de Jerez, una ciudad que se siente orgullosa de volver a ser el centro de atención del mundo de los toros.