Pajares, un sacerdote dedicado a las misiones y los enfermos durante 18 años | Telemadrid – Radio Televisión Madrid

Pajares, un sacerdote dedicado a las misiones y los enfermos durante 18 años

La Orden San Juan de Dios agradece las muestras de apoyo tras la muerte de Pajares

sociedad

| 12.08.2014 - Actualizado: 15:37 h
REDACCIÓN

Miguel Pajares, el religioso español cuya labor ha sido conocida tras ser infectado por el virus del Ébola y ser repatriado a España, ha fallecido, estudió Enfermería antes de ordenarse sacerdote y durante 18 años trabajó en misiones en países, como Irlanda, Ghana o Liberia.

En Liberia, precisamente, fue donde pasó los últimos siete años de su vida, en concreto, en el hospital San José de Monrovia, donde el pasado día 2 había muerto de ébola su director, el hermano Patrick Nshamdzea, a quien había cuidado.

De 75 años, Pajares, el mediano de cinco hermanos, había nacido en La Iglesuela, una pequeña localidad de apenas 500 habitantes, que está situada en el noroeste de la provincia de Toledo y que había visitado por última vez el pasado junio.A su pueblo tenía previsto volver a finales de este mes o a principios de septiembre. Su idea era regresar por esas fechas a España para quedarse donde le destinaran y continuar su labor.

Era miembro de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios (OHSJD) desde los 12 años y quienes le conocen no escatiman elogios sobre él."Es muy querido por todos, le tenemos mucho aprecio y ha ayudado siempre a los demás", son algunas de las palabras que le siguen dedicando sus paisanos.

Desde que se conoció que estaba afectado de ébola, el pequeño municipio toledano vivía con una mezcla de preocupación y esperanza la situación del sacerdote porque -dicen- era "una persona maravillosa". La tranquilidad de este pequeño pueblo se ha visto alterada en los últimos días por un trasiego de periodistas, fotógrafos y cámaras de televisión.

En el pueblo, un municipio de unos 500 habitantes en el que todos se conocen y son como una gran familia, no escatiman elogios para su paisano."Es un buen hombre, una persona estupenda, muy querido por todos, ha hecho mucho bien", son algunas de las palabras que le han dedicado a Miguel Pajares sus vecinos, que se mostraban visiblemente afectados, y algunos hasta con lágrimas en los ojos, al conocer su enfermedad.

Miguel Pajares estudió Enfermería, después se ordenó sacerdote y ha estado 18 años de misiones en distintos países, entre ellos, Irlanda, Ghana o Liberia.

Los últimos siete años de su vida los pasó en este último país africano, en el hospital San José de Monrovia, donde falleció de ébola su director, el hermano Patrick Nshamdzea, a quien había cuidado.Tres días después de la muerte de Nshamdzea, los análisis confirmaron los peores presagios: Pajares también había resultado infectado.

LA ORDEN SAN JUAN DE DIOS AGRADECE LAS MUESTRAS DE APOYO

La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios (OHSJD) ha agradecido este martes todas las muestra de apoyo que ha recibido "desde las administraciones públicas, de la sociedad en general y particularmente el buen hacer de los profesionales" del hospital que ha atendido al sacerdote español Miguel Pajares, fallecido a causa del virus ébola.

En un comunicado, esta orden ha asegurado que ha recibido la noticia de la muerte de Pajares desde el Hospital Carlos III de Madrid, donde estaba ingresado el sacerdote. Además, ha señalado que no dará entrevistas ni declaraciones respecto a este tema.

Pajares, infectado por el virus ébola en Liberia, ha fallecido esta mañana, según han confirmado fuentes hospitalarias a Europa Press. El religioso, que estaba siendo tratado por el "suero milagroso", el medicamento ZMapp llegado de Estados Unidos, llegó a España la semana pasada procedente de Monrovia, junto con la hermana Juliana, que dio negativo en los test del ébola.