Padres de alumnos exigen medidas de conciliación para atender a los hijos

sociedad

| 17.04.2011 - 13:23 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Las asociaciones de padres de alumnos exigen a las administraciones y empresas medidas para poder conciliar la vida familiar y laboral con motivo de las vacaciones escolares de Semana Santa que, según advierten, generan "importantes problemas" a las familias porque no pueden atender a sus hijos.

De esta manera, los presidentes de la Confederación Española de Padres de Alumnos (Ceapa), Confederación Católica de Padres de Alumnos (Concapa), o la Confederación de Familias y Padres de Alumnos (Cofapa), Luis Carbonel, Jesús María Sánchez y Begoña Ladrón de Guevara, respectivamente, plantean también que se abran más centros escolares los días previos a las fiestas y oferten actividades lúdicas y educativas.

Si bien todos coinciden en que los niños "tienen que descansar unos días" para afrontar la recta final del curso (tercer trimestre), también se quejan de que la mayoría de los padres que trabajan tienen que hacer "muchos esfuerzos" para poder ajustar su calendario laboral. "La solución está en la apertura de aulas lúdico-educativas y en medidas laborales de conciliación, la asignatura pendiente de este país", asevera Carbonel.

"Las administraciones tanto autonómicas como locales tendrían que habilitar más espacios para atender a nuestros hijos, por lo menos desde primera hora de la mañana hasta la hora de comer", sugiere el presidente de Ceapa, en declaraciones a Europa Press. Asimismo, lamenta que en algunas comunidades autónomas los escolares no sólo cuentan con los tres días anteriores al Jueves Santo, sino también con la semana posterior al Domingo de Resurreción.

Para Ladrón de Guevara, la reducción de la jornada laboral de uno de los padres, junto con las 'aulas para jugar', sería la solución para que padres e hijos "compartan su tiempo libre" y las vacaciones escolares dejen de ser un motivo de "estrés y de preocupación". "Las empresas deberían ser más sensibles a las necesidades familiares", apostilla.