Ortega Cano vende su finca "Yerbabuena"

A la empresaria peruana Rocío Torres

(Archivo)

sociedad

| 07.08.2013 - 10:33 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El matador de toros retirado José Ortega Cano ha formalizado la venta de la finca "Dehesa Yerbabuena", la yeguada y las ganadería de toros de lidia que pastan en ella a la sociedad limitada Los Raudales, presidida por la empresaria y ganadera peruana Rocío Leonor Torres Carcasi.

Carcasi aparece como administradora única de la nueva sociedad constituida para explotar la finca y así se recoge en el Boletín del Registro Mercantil del pasado 2 de agosto, que señala el 19 de julio como el del comienzo de operaciones de esta nueva sociedad.

Esta sociedad tiene como objeto social, entre otras actividades, "la construcción, el comercio al por mayor y al por menor, las actividades inmobiliarias, las industrias manufactureras y textiles y el turismo, la hostelería y la restauración".

José Ortega Cano había adquirido la finca en 1992 al diestro Juan Antonio Ruiz 'Espartaco' por 300 millones de pesetas -en torno a 1,8 millones de euros-.

Ortega varió el nombre original de la dehesa de 'Matute' a 'Yerbabuena' y adquirió la ganadería de los hermanos Guardiola Domínguez, encastada en sangre Pedrajas, a la que luego unió otras reses de procedencia Domecq que crió por separado.

El diestro cartagenero realizó grandes reformas en la finca en unión de su mujer, la fallecida cantante Rocío Jurado, variando las zonas privadas de vivienda, la plaza de tientas y levantando unas instalaciones orientadas al turismo y la hostelería que se convirtieron en un museo en el que evocar a la cantante chipionera con la que contrajo matrimonio en la propia finca en 1995.

La nueva propietaria, por su parte, ya es dueña de la ganadería peruana de Checayani, que había sido adquirida en 2011 por su padre, el empresario Percy Torres Ríos dedicado a la minería del oro.

Fuentes cercanas al torero han señalado que la operación de compra venta habría supuesto el desembolso de ocho millones de euros por parte de la empresaria y ganadera peruana.