Detenidos 8 miembros de una red rusa por blanquear 62 millones en España

La organización criminal rusa blanqueaba capitales en Reus, Cambrils y Salou

sociedad

| 28.06.2016 - 09:47 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

La Guardia Civil ha detenido hoy en distintas localidades de Tarragona a ocho personas a las que acusa de pertenecer a una red mafiosa rusa y de blanquear, a través de negocios e inversiones inmobiliarias en España, unos 62 millones de euros procedentes de Andorra y paraísos fiscales. Según han informado a Efe fuentes cercanas al caso, dos de los arrestados en la operación, dirigida por la Fiscalía Anticorrupción y que ha contado con la participación de Europol, son considerados capos de la mafia rusa que acababan de llegar a España para pasar sus vacaciones en la costa.

En la operación, iniciada a las seis de la mañana, han participado más de 180 agentes de la Guardia Civil, que han practicado las ocho detenciones y quince registros en las poblaciones tarraconenses de Reus, Cambrils y Salou.

La investigación, tutelada por el juzgado de instrucción número 3 de Reus (Tarragona), se centra en una organización que actuaba de modo muy profesional y que se cree que blanqueaba grandes sumas de dinero, por lo que el magistrado ha ordenado el embargo de 142 cuentas corrientes y de un total de 191 propiedades de la red.

El clan, al que se sitúa dentro de las redes de organizaciones criminales relacionadas con la mafia rusa, como las denominadas Tambovskaya y Taganskaya, usaba un entramado de empresas pantallas para blanquear dinero negro que les llegaba en transferencias bancarias desde paraísos fiscales y en efectivo desde Andorra, según las fuentes.

La organización, además de blanquear al menos 62 millones de euros, también defraudaba a Hacienda, según ha detallado la Fiscalía Anticorrupción.

Según Anticorrupción, el dinero negro obtenido con el beneficio económico generado de forma ilegal por la organización, una vez llegaba a España a través de Andorra y de transferencias desde paraísos fiscales, se invertía supuestamente en diferentes negocios que había abierto en España, así como en una "amplia gama" de inversiones inmobiliarias en territorio nacional.

Para blanquear el dinero, los detenidos, de origen ruso, ucraniano y español, utilizaba empresas pantalla con testaferros a nivel mundial, según las fuentes.

En los registros practicados en el marco de la operación, que sigue abierta, la Guardia Civil ha encontrado al menos 120.000 euros en efectivo, además de numerosas escrituras de propiedad de viviendas que habrían adquirido.

En concreto, en una de las viviendas se han hallado alrededor de 70.000 euros y en otras dos unos 25.000 euros en cada una de ellas, además de numerosas escrituras de propiedades que los investigadores no tenían localizadas como vinculadas a esta mafia.

También se han intervenido numerosos terminales móviles, dispositivos informáticos y abundante documentación.

Además, se ha entregado un requerimiento de documentación a una notaría de Cambrils, cuyo titular se suicidó a finales del pasado mes de mayo tras trascender que supuestamente había desviado más de un millón de euros de sus clientes.

El juez que dirige la operación, denominada Usura, empezó a investigar a esta supuesta trama en 2014 al constatar que había creado una compleja trama empresarial mediante sociedades pantalla que operaban a nivel internacional para blanquear dinero procedente del crimen organizado.

Según las fuentes consultadas, los detenidos pasarán con toda probabilidad a disposición judicial el próximo jueves.