Más de un millón de coches circula con defectos graves en las ruedas

Nueva campaña intensiva de la DGT para revisar el estado de los vehículos y la ITV

sociedad

| 17.07.2017 - 08:42 h
REDACCIÓN
Más sobre: DGTITVSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

La Dirección General de Tráfico pondrá en marcha mañana este lunes una campaña especial para revisar de manera intensiva el estado general de los vehículos que circulan por las carreteras españolas y si tienen vigente la Inspección Técnica de Vehículos (ITV).

Los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, que serán quienes llevarán a cabo la campaña, que durará hasta el domingo, día 23, prestarán especial atención a "todos los elementos de seguridad del vehículo" tales como el estado de los neumáticos y de las luces, de los elementos de señalización y de la ITV, según ha detallado la DGT.

MÁS DE UN MILLÓN DE COCHES CIRCULA CON DEFECTOS GRAVES EN LAS RUEDAS

Más de un millón de coches circula con graves defectos en los neumáticos y uno de cada cinco no pasa la Inspección Técnica de Vehículos (ITV). Son datos que ha constatado la Dirección General de Tráfico (DGT), que hoy ha comenzado una campaña especial para supervisar el estado de los vehículos. Tráfico ha informado de los detalles de la campaña, que se prolongará hasta el próximo domingo, y recuerda que el riesgo de fallecer o sufrir una lesión con hospitalización al volante aumenta con la antigüedad del vehículo.

Para ello, agentes de la Guardia Civil y el resto de policías locales y autonómicos realizarán controles en los que prestarán especial atención al adecuado mantenimiento y puesta a punto de todos los elementos de seguridad del vehículo, como los neumáticos, los frenos, las luces o la señalización, entre otros.

Según datos oficiales, en 2016 la antigüedad media de los vehículos en los que viajaban las víctimas mortales de accidentes en carretera fue de 12 años en turismo, 9 años en motocicleta y de 13 años en el caso de camiones de hasta 3.500 kilogramos. Lo que pone de relieve que, en comparación con los turismos de hasta cuatro años, el riesgo de fallecimiento es 1,6 veces superior en aquellos de 10 a 14 años y 2,2 veces superior en los de 15 a 19 años.

En relación con los neumáticos, la DGT calcula que más de un millón de vehículos circulan con defectos graves en las ruedas, principalmente por llevar una profundidad del dibujo por debajo del mínimo legal de 1,6 milímetros. O por tener un desgaste irregular debido a una mala suspensión o una alineación incorrecta y circular con una presión errónea.

Respecto al alumbrado y señalización, recomiendan prestar especial atención a la utilización, mantenimiento y regulación de los faros, para conseguir, por un lado, disponer de luz suficiente y, por otro, no deslumbrar a quien circula por las mismas vías públicas. Para prevenir su desgaste, desde Tráfico recuerdan que las lámparas van reduciendo su intensidad con el uso, por lo que deben cambiarse cada 40.000 kilómetros o cada dos años, siempre de dos en dos, para que su uso sea simétrico. Del mismo modo que resulta fundamental mantener los faros y pilotos limpios.

También se prestará especial atención a la legibilidad de las placas de matrícula, que no deben presentar obstáculos que dificulten su lectura e identificación. Así como a los parabrisas, que no deben presentar daño alguno, ya que son pieza fundamental en la resistencia estructural del vehículo, en la eficacia del airbag y en la de ser soporte de cámaras y sensores de dispositivos que ayuda a la conducción.

Por último, la DGT ha indicado que en 2016 se revisaron 19.509.380 vehículos en estaciones de Inspección Técnica de Vehículos (ITV), un 4 % más que en 2015. De entre ellos, 3.661.854, no superaron a la primera la inspección obligatoria (18,77% del total), lo que supone que casi uno de cada cinco vehículos fue rechazado por no reunir las condiciones mínimas de seguridad o por emitir a la atmósfera emisiones contaminantes y nocivas superiores a lo permitido por ley.

Unas cifras que preocupan tanto a Tráfico como a la UE ya que cada día mueren en las carreteras del continente más de cinco personas a causa de accidentes por fallos técnicos, razón por la cual la Comisión Europea está estudiando adoptar nuevas normas para reforzar el régimen de inspecciones.