Mueren nueve personas al volcar un autobús de línea en Ávila

22 personas han resultado heridas, cinco de ellas graves

Libertad provisional para el conductor del autobús que reconoce que se quedó dormido

Castilla y León decreta tres días de luto oficial

sociedad

| 08.07.2013 - 08:54 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Nueve personas han perdido la vida y otras 22 han resultado heridas de diversa consideración al salirse de la vía un autobús de línea, que cubría el trayecto Serranillos-Avila, en la localidad abulense de Tornadizo, en la bajada del puerto de La Paramera.

El siniestro se produjo sobre las 8.40 horas de este lunes cuando el autobús, con 16 años de antigüedad y con todos los permisos en regla, se salió de la vía en el kilómetro 123 de la N-403, a la altura de la citada localidad abulense por causas que están siendo investigadas.

A consecuencia del impacto perdieron la vida nueve de los viajeros mientras que otros 22 han resultado heridos, por lo que fueron llevados hasta el hospital de Avila, diferentes centros de salud, mientras que una niña, de 6 años, fue evacuada en helicóptero hasta el Clínico de Salamanca, donde permanece ingresada en la UCI en estado grave. Otros dos pasajeros heridos graves también fueron derivados desde Avila hasta el Clínico de Salamanca.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera y el ministro del Interior les han visitado esta tarde y han señalado que 11 heridos han sido dados de alta tras ser sometidos a revisión.

Entre los heridos muy graves, dos de ellos permanecen en la UCI del hospital abulense y tres más en el complejo asistencial de Salamanca, donde la niña de siete años que se encontraba en un primer momento en situación crítica ya está fuera de peligro.

Tras hablar con varios de los heridos, ha señalado que algunos se encuentran "impactados y conscientes de la magnitud en muchos casos del accidente" y con contusiones, pero "con la alegría de estar médicamente controlados y conscientes de que están en observación y en las mejores manos".

EL CONDUCTOR RECONOCE QUE SE QUEDÓ DORMIDO

El conductor del autobús, R.G.S., de 54 años, resultó ileso y tras ser detenido por la Guardia Civil por homicidio imprudente, ha quedado en libertad provisional, comunicada y sin fianza segun decisión de la juez de instrucción número 2 de Ávila ante la que prestó declaración por la tarde.

El conductor es investigado por nueve posibles delitos de homicidio imprudente y como medida cautelar la juez le ha prohibido conducir vehículos de motor mientras dure la tramitación de la causa

Fuentes de la investigación, han informado a Efe de que el conductor ha reconocido que se quedó dormido y ha dado negativo en los test de alcoholemia y drogas.

Se ha abierto una investigación para esclarecer los motivos del accidente.

"No hay dato que se pueda aportar más allá de lo que pueda aportar el tacógrafo", ha manifestado el ministro del Interior, Jorge Fernández, tras indicar que el siniestro se ha producido en una "zona bien señalada" y es el más grave desde el que se produjo en Málaga hace cinco años, también con nueve víctimas.

El delegado del Gobierno, Ramiro Ruiz Medrano, ha tachado la jornada de "dramática para Avila y para Castilla y León".

Ha confirmado que la mayoría de los fallecidos viajaban en la parte derecha del autobús, al tiempo que ha explicado que se ha habilitado el polideportivo 'Carlos Sastre' para prestar apoyo psicológico a los familiares de las víctimas además de que se ha activado el teléfono 800 200 122 para atender e informar a las familias.

CARECÍA DE CINTURONES DE SEGURIDAD PARA LOS PASAJEROS

El autocar, de la empresa Cevesa, hacía la ruta entre Serranillos y Ávila capital, de unos cincuenta kilómetros, por lo que las víctimas proceden de esa zona del sur de la provincia abulense, y tenía "todo en regla", ha detallado el delegado del Gobierno regional en esta provincia, Francisco José Sánchez. Sánchez ha dicho que se puede hablar, por tanto, "de un lamentable accidente, sin perjuicio de las investigaciones posteriores".

El vehículo carecía de cinturones de seguridad para los pasajeros, debido a su antiguedad, ya que había sido matriculado en 1997 y la obligatoriedad del mismo es posterior, pero hacía 15 dias que el vehículo había pasado la Inspección Técnica de Vehículos.

El lugar en el que ha ocurrido el accidente, en la N-403, la Ávila-Toledo, no "consta que sea un punto negro" en cuanto a concentración de siniestros, ha dicho la jefa provincial de Tráfico, Inmaculada Matías.

Uno de los viajeros, Mario Alonso, de 22 años, vecino de Navalmoral, ha relatado que el conductor, que ha resultado ileso, según la Guardia Civil, iba, al parecer, "pasado de velocidad", y el autobús se ha salido por la derecha, en un cortado de piedra. El autobús no ha llegado a volcar del todo porque le ha sostenido el guardarrail. Alonso, que iba en la parte derecha trasera del autocar, ha explicado que se ha quedado encajado en esa zona.

CASTILLA Y LEÓN DECRETA TRES DÍAS DE LUTO OFICIAL

El presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha decretado tres días de luto oficial (8, 9 y 10 de julio) en esta comunidad por el accidente de tráfico ocurrido esta mañana en el término municipal de Tornadizos (Ávila), como consecuencia del cual han muerto nueve personas.

Esta medida ha sido adoptada "como muestra de solidaridad con los familiares de las víctimas y en señal de condolencia y respeto", según el texto del decreto que será publicado mañana en el Boletín Oficial de Castilla y León pero que ha entrado en vigor desde el momento de su firma.

El papa Francisco ha transmitido al obispo de Ávila, Jesús García Burillo, mediante la Nunciatura Apostólica en España, sus condolencias por el accidente de autobús.

La misiva, rubricada por el cardenal Tarsicio Bertone, secretario de Estado del Papa, expresa cómo el papa se encuentra "profundamente apenado" por la noticia, al mismo tiempo que ruega al prelado abulense que transmita en su nombre "su cercanía espiritual a todos los afectados en tan lamentable percance".

Igualmente, el santo padre expresa su "sentido pésame a los familiares de los difuntos", y envía "expresiones de aliento y consuelo a todos los heridos, con el vivo deseo de su pronta y total recuperación".

Las muestras de condolencia se han extendido por toda la Comunidad, desde los diferentes partidos políticos hasta las instituciones que han expresado su pésame y dolor por "un lunes negro" en la carretera.