Mueren abrazados en la cama tras 75 años de matrimonio

Jeanette y Alexander Toczko vivian en San Diego, California

Él consiguió su sueño de marcharse de este mundo abrazado a su mujer

Pidíó en el hospital que la pusieran en una cama cerca de su eterno amor

La foto ha recorrido el mundo entero, y su amor se ha convertido en ejemplo para millones de personas

La imagen que ha dado la vuelta al mundo (Archivo)

sociedad

| 08.07.2015 - 09:29 h

Álvaro Santos (Telemadrid)

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Una pareja de ancianos han protagonizado una historia de amor increíble. Casados durante 75 años, han fallecido en la misma cama abrazados con muy pocas horas de diferencia.

Jeanette y Alexander Toczko vivian en San Diego, California. Se habían conocido con tan solo 8 años en Connecticut, y en 1940 decidieron casarse. Su hija cuenta al canal de televisión ABC que "no les gustaba estar separados y que era como si sus corazones latieran la mismo tiempo".

Él empezó a emperorar tras una caída sufrida pocas semanas antes de su muerte. Ella a sus 96 años también comenzó a tener problemas de salud y quedó postrada en la cama. Pidíó en el hospital que la pusieran en una cama cerca de su eterno amor. Les hubiera gustado celebrar sus 75 años de matrimonio el 29 de junio, pero no pudo ser y Alexander falleció el 17 de junio... ella a la mañana siguiente.

Él consiguió su sueño de marcharse de este mundo abrazado a su mujer. Ella quería reunirse con su amado cuanto antes. Su hija cuenta cómo le dió la noticia a su madre: "le comenté que papá se había ido" y ella le abrazó y le dijo "has conseguido lo que deseabas morir en mis brazos, espérame, porque pronto estaré nuevamente contigo"

Los hijos les dejaron a solas en la habitación y unas horas después se dieron cuenta de que ella también se había ido abrazada a su amor. La foto ha recorrido el mundo entero, y su amor se ha convertido en ejemplo para millones de personas.