Muere el rinoceronte blanco del zoo de San Diego, único ejemplar fuera de África

Rinoceronte blanco

sociedad

| 23.11.2015 - 12:14 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Un rinoceronte blanco del norte, uno de los cuatro que quedan en la Tierra, murió el domingo en el Parque Zoológico de San Diego tras sufrir una infección bacteriana y varios problemas de salud relacionados con su edad, indicaron responsables del zoológico.

Nola, un rinoceronte de 41 años de edad, llegó al parque situado en el sur de California en 1989 como parte de un programa de cría. El animal sufrió un empeoramiento el pasado fin de semana, después de haber superado el 13 de noviembre una intervención quirúrgica para drenar un absceso pélvico que se identificó como el foco de la infección, explicó el zoológico en un comunicado.

Con un peso de 1.800 kilos, el rinoceronte había estado la última semana vigilado constantemente por veterinarios, que confirmaron su disminución de apetito y niveles de actividad. Después de que su estado se deteriorase significativamente, los cuidadores decidieron sacrificarlo, declararon responsables del zoológico.

"Nola ha sido un animal icónico, no sólo para el Parque Zoológico de San Diego, sino mundialmente", añadieron. "Durante estos años, millones de personas han conocido a Nola y la difícil situación de los rinocerontes en estado salvaje a través de las visitas al Parque Safari, los numerosos reportajes publicados y los mensajes en redes sociales".

Los rinocerontes blancos del norte en libertad fueron declarados en extinción en 2008 debido a la caza furtiva para extraer sus cuernos, muy apreciados en el mercado negro por sus supuestas propiedades medicinales en algunas culturas.

Nola era el único de su especie en el Hemisferio Occidental. Ahora sólo quedan tres, todos en la reserva Ol Pejeta en Kenia, dijeron responsables del zoo.