Muchos de los productos de limpieza que usamos perjudican a nuestro organismo

sociedad

| 14.10.2013 - 15:03 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Las mujeres embarazadas y los niños contienen más sustancias químicas en el cuerpo que el resto de la población por su exposición a elementos químicos cotidianos en los hogares.

Así lo aseguró Carlos de Prada, autor del libro 'Hogar sin tóxicos', de la Fundación Vivo Sano, presentado este lunes en Madrid con el fin de concienciar a la sociedad sobre este problema y proponer alternativas para disminuir el uso de productos químicos en las casas.

De Prada, director de la campaña 'Hogar sin tóxicos' de la Fundación Vivo Sano, aseguró que "todos nosotros tenemos en nuestro cuerpo centenares de sustancias contaminantes" que se desprenden de productos de limpieza, ambientadores, pinturas, plásticos, ropa o fragancias.

Sin embargo, mencionó un estudio de la Universidad de California que concluye que el 99% de las mujeres embarazadas tienen en su organismo un total de 163 elementos químicos tóxicos, como ftalatos, compuestos perfluorados y pesticidas, y aseguró que "los niños tienen muchos más contaminantes que los adultos".

De Prada indicó que un 24% de las enfermedades humanas guardan relación con factores ambientales y que los productos químicos pueden provocar un incremento del cáncer, la infertilidad, el párkinson, el asma o las alergias.

Señaló que las personas dedican "más del 50% de nuestro tiempo en el hogar" y que quienes viven en países occidentales pasan el 90% de sus vidas en espacios cerrados, y alertó de que el ser humano utilizaba cerca de un millón de toneladas de sustancias químicas sintéticas en 1930, cantidad que actualmente puede rondar en torno a las 700 toneladas, parte de las cuales "va a los productos" que se utilizan cotidianamente en el hogar.

Para reducir la incidencia de enfermedades relacionadas con los productos tóxicos, De Prada propuso "simplificar la carga química que puede entrar en nuestro hogar" y emplear para las tareas de limpieza del hogar productos como el limón, el bicarbonato o el vinagre. "Tenemos un problema muy serio que es muy sencillo de resolver", apuntó.

Por su parte, el director de la Fundación Vivo Sano, Alfredo Suárez, señaló que el libro 'Hogar sin tóxicos' pretende ser "una herramienta práctica con ejemplos concretos para eliminar la toxicidad en nuestras casas".