Sergio Morate ingresa en la prisión de Estremera

Imputado por los asesinatos de Marina Okarinska y Laura del Hoyo, ingresa en la cárcel de Estremera

sociedad

| 06.09.2015 - 09:34 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Sergio Morate, presunto autor de los asesinatos de Marina Okarinska y Laura del Hoyo, ha entrado en el Centro Penitenciario Madrid VII, de Estremera, después de que un juez de Cuenca decretara su ingreso en prisión comunicada y sin fianza.

Morate, que llegó la pasada medianoche a España procedente de Timisoara (Rumanía), donde fue entregado a la policía española por las autoridades rumanas, ha viajado desde Cuenca a la prisión de Estremera a bordo de un turismo conducido por agentes de la Policía y custodiado por dos furgones policiales.

El titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Cuenca decretó esta mañana prisión provisional comunicada y sin fianza para Sergio Morate tras una comparecencia en la que se ha acogido a su derecho a no declarar.

El acusado llegó a los juzgados de Cuenca a las 3.16 horas de esta madrugada tras aterrizar en el aeropuerto madrileño de Torrejón, procedente de Rumanía.

En las puertas de los juzgados le esperaban una docena de personas que profirieron gritos de "asesino". A las 14.00 horas, Morate salía en un coche camuflado de los juzgados de Cuenca, donde ha pasado poco más de once horas, por la misma puerta por la que entró esta madrugada y con la misma ropa -gorra incluida- con que este sábado llegó de Rumanía.

A la salida, un centenar de vecinos han reclamado justicia y le han increpado al grito de "asesino", como ocurrió esta madrugada a su entrada a las dependencias judiciales, al tiempo que familiares y amigos de las víctimas se han acercado al vehículo.

Con el objetivo de que la salida del detenido se desarrollara sin incidentes, algo que así ha ocurrido, cinco furgones de Policía Nacional y una treintena de agentes antidisturbios han hecho un cordón policial, que ha mantenido a los vecinos en las aceras y ha permitido la circulación del coche camuflado con normalidad.

Morate llegó a los juzgados de Cuenca de madrugada, tras aterrizar en España procedente de Timisoara (Rumanía), donde fue entregado a la policía española por las autoridades rumanas y después de pasar 24 días en prisión preventiva.

El avión que trasladó a Morante llegó al aeropuerto madrileño de Torrejón pasada la medianoche, tras lo cual fue trasladado hasta Cuenca en un coche camuflado de la Policía Nacional escoltado por tres furgones de antidisturbios y otros dos vehículos.