Morate contó a la policía detalles de la muerte de Laura y Marina

sociedad

| 18.01.2016 - 12:43 h
REDACCIÓN
Más sobre: MorateSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Hasta ahora siempre se ha negado a declarar, pero Sergio Morate, el presunto asesino de las jovenes conquenses Marina y Laura dió detalles de sus muertes a los dos policías que le acompañaron en su viaje a Cuenca. Los agentes que han declarado ante el juez instructor aseguran que lo hizo de forma voluntaria y que entre otras cosas afirmó que no terminó de enterrarlas porque se agotó.

Sergio Morate tenía ganas de hablar cuando llego a Madrid desde Rumanía y en el viaje en coche hasta Cuenca decidió charlar con los dos agentes que le acompañaban. El único detenido por las muertes de Marina y Laura, les dijo que se agotó cuando cavaba la tumba y que dejó a medias el agujero.

Les contó también que el esfuerzo le había provocado agujetas durante una semana. Los dos policías han contado al juez instructor que hizo esta declaración informal sin que nadie le preguntara, y que en un momento dado hablo de que se hizo con ella, en una clara alusión a que había matado a su exnovia.

Al parecer también habría dicho que no tenía intención de hacer daño a Laura y que intento evitar que subiera al piso, pero que finalmente no lo consiguió.

Además de las declaraciones de los dos agentes, el juez ha tomado declaración al propietario de vehiculo donde Morate habría trasladado los dos cadáveres. El magistrado también esta estudiando si incluye como prueba, una grabación en la que Marina le habría trasmitido a una amiga su inquietud porque su exnovio la estaba acosando.

El seis de agosto de 2015, Marina Okarinska y su amiga Laura del Hoyo acudieron al piso de su exnovio Sergio Morate a recoger algunas cosas. El doce de agosto aparecieron sus cuerpos semienterrados en un pareja próximo al río Huecar.