'Misión en río Ébola': la vida y la entrega de unos santos no oficiales

El libro infantil 'Misión en río Ébola' difunde la vida de los religiosos Miguel Pajares y Manuel García

sociedad

| 06.03.2015 - 18:21 h
REDACCIÓN

"Debemos considerarlos unos santos no oficiales". Lo ha dicho el presidente de la Fundación Juan Ciudad, Miguel Ángel Varona, en la presentación del libro infantil Misión en río Ébola, que difunde la vida y las virtudes de los religiosos Miguel Pajares y Manuel García, muertos por esa enfermedad en 2014.

El director de la ONG Juan Ciudad, José María Viadero, ha denunciado que la enfermedad es "invisible" aquí porque ya no hay europeos contagiados, algo que hace que "se nos caiga la cara de vergüenza" en Occidente.

El libro, escrito por Antonio de Benito, con ilustraciones de Manuel Romero, y publicado por Everest, cuenta cómo Miguel y Manuel decidieron desde jóvenes ayudar a los más necesitados en África; uno quería ser enfermero y el otro médico.

MISIONEROS DE LA ORDEN DE SAN JUAN DE DIOS

Como misioneros, combatieron el virus del ébola (representado como un monstruo con cabeza de león, cuerpo de serpiente y cola de caballo) en los hospitales de San José de Monrovia (Liberia) y Hospital San Juan de Dios en Lunsar (Sierra Leona).

Finalmente ellos mismos resultaron contagiados y murieron en España, adonde habían sido repatriados. Viadero ha pedido mantener el "rescoldo" encendido para no olvidar que continúa la lucha contra la enfermedad, porque no ha sido vencida en países como Guinea Conakry, Liberia y Sierra Leona, con sistemas sanitarios debilitados.

Ha aludido a ésta y otras enfermedades como "malditas" y ha tenido un recuerdo para los dos misioneros, todas las víctimas mortales y los supervivientes como los verdaderos protagonistas de la historia que se cuenta.

"No es un libro más", ha dicho emocionado el autor, pues el ejemplo de estos hermanos de San Juan de Dios ha servido de concienciación de toda la sociedad española.

AYUDA PARA LA EPIDEMIA EN ÁFRICA

Es una obra especial, ha indicado por su parte Varona, que nos recuerda que todavía existe el problema de esta epidemia vírica en África; la gente necesita ayuda pues hay un problema de pobreza generalizada, ha añadido.

Y especial es el testimonio de los hermanos de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios en la lucha contra esta epidemia vírica que sigue golpeando a países de África Occidental.

Desde jóvenes, ha reiterado, se apuntaron a la "aventura africana" gracias a su generosidad, hasta que el ébola "cambia" sus vidas para pasar del mundo terrenal al celestial.

Fueron personas normales, con ideales y valores de generosidad y solidaridad y un compromiso cada vez más activo con San Juan de Dios.

"Aún nos cuesta digerir su ausencia, pero la vida sigue y muchas conciencias se han despertado ante el drama en los países donde la Orden quiere seguir con su labor hospitalaria", según Varona.

Su valentía, entrega sin reservas a los demás y una fe inquebrantable en Dios son un ejemplo para los jóvenes de aquí y ahora para conseguir un mundo mejor, ha rematado.

El libro ha sido presentado en la sede de la Fundación Juan Ciudad, en presencia de religiosos, amigos y familiares de los fallecidos.

El 24 de noviembre pasado, la Orden reabrió el hospital de San José adaptado contra el ébola, después de hubiera perdido todo el personal a causa del virus. Hasta enero había pasado 1.023 consultas prenatales, había atendido 131 partos (66 por cesárea) y había realizado más de 200 análisis clínicos.

El hospital de Sierra Leona, que abrió más tarde, había atendido 762 consultas, entre otros servicios médicos.