Mediterráneo y Canarias, las zonas que más rápido han destruido su costa

Benidorm (Benidorm)

sociedad

| 08.08.2013 - Actualizado: 22:57 h
REDACCIÓN
Más sobre: costasSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Comunidad Valenciana, Islas Baleares y Canarias son las comunidades autónomas españolas que más rápido han destruido su costa durante los años del "boom inmobiliario", según datos del informe de costas de Greenpeace.

La organización ecologista ha presentado hoy en rueda de prensa la decimotercera edición del informe "Destrucción a toda costa 2013", que refleja que, entre 1987 y 2005, se destruyeron 2 hectáreas diarias de suelo natural en la franja de los primeros 500 metros costeros.

Según los datos del estudio a 2013, que analiza mediante imágenes de satélite la primera franja costera municipio a municipio, Castellón (con un 74 % de destrucción costera en 18 años), Valencia (con un 71%) y Almería (39%) son las provincias que con más rapidez han destruido suelo costero durante los 18 años de burbuja inmobiliaria.

En cifras generales, la Comunidad Valenciana ocupa el primer puesto en superficie costera total ocupada -el 51% de su franja costera ya está construida-, seguida por Cataluña, con el 44%, y Andalucía, con el 36% de su suelo costero urbanizado.

Greenpeace también ha presentado el "top ten" de los diez peores municipios en esta materia, un lista integrada por Calpe (Alicante), Calvià (Mallorca), Chiclana de la Frontera (Cádiz), Cubelles (Barcelona), Oliva (Valencia), Oropesa (Castellón), San Bartolomé de Tirajana (Gran Canaria), San Josep de sa Talaia (Ibiza), Vera (Almería) y Zierbena (Bizkaia).

Localidades como Chiclana de la Frontera, que pasa de 80.000 habitantes censados a 300.000 en verano, u Oliva, la localidad española que más ha aumentado la urbanización en primera línea de playa, "son municipios que no deben servir de ejemplo", ha afirmado Pilar Marcos, responsable de campaña de Costas de Greenpeace España.

Frente a estos malos ejemplos, Ispaster (Bizkaia), Villaviciosa (Asturias), Albuñol (Granada), Fuencaliente (La Palma) o Vallehermoso (La Gomera) son algunos de los 155 municipios que apenas tienen un 3,2 % de ocupación en la franja de los 500 metros.

Además, Níjar (Almería), Almonte (Huelva), Cadaqués (Girona), Sant Carles de la Rápita (Tarragona) y Tarifa (Cádiz), los cinco municipios con mayor porcentaje de suelo protegido, son "honrosas excepciones a la destrucción de las costas", ha explicado Marcos.

Greenpeace ha recalcado además que la construcción en primera línea de playa aumenta "exponencialmente" el peligro por efecto del cambio climático, incrementando la exposición a inundaciones y torrentes si no se conserva el estado natural de los primeros 500 metros, que actúan como barrera de contención.

Sin embargo, han denunciado, la nueva ley de costas ha amnistiado a municipios como Isla Cristina (Huelva), Pedregalejo (Málaga) o Empuriabrava (Girona), que presentan especial riesgo por inundación.

A pesar del parón en la construcción debido a la crisis, la responsable de la organización ha destacado que la "principal amenaza es todo el suelo que ya está rotulado como urbanizable y que está esperando a tiempos mejores para poder construir".

Los ecologistas prevén que la demanda de viviendas en zonas costeras siga siendo fuerte, "reforzada por los impulsos turísticos europeos y nacionales", y denuncian que normativas como la nueva Ley de Costas permitirán que el litoral mediterráneo sufra un colapso total en 124 años.

La organización ha recordado que en otoño presentarán una queja ante la UE para que evalúe si la ley incumple directivas comunitarias, y ha pedido a los ayuntamientos, "que tienen mucho que decir respecto a la ordenación de la costa española", que se declaren "insumisos" en la aplicación de la nueva norma.