Meditación frente a la crisis

Una sala de yoga en Málaga ha empezado a celebrar sesiones conjuntas

El objetivo es que "cada persona retome las riendas de su propio destino y evite caer en el fatalismo"

(archivo)

sociedad

| 23.02.2012 - 13:59 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Una sala de yoga en Málaga ha empezado a celebrar sesiones conjuntas de meditación con el objetivo de afrontar mejor la crisis económica, de forma que "cada persona retome las riendas de su propio destino y evite caer en el fatalismo".

"No se trata de proponer a través de la meditación una solución mágica a la crisis ni tampoco de evadirse, sino de todo lo contrario, hacerse dueño del propio destino y no pensar que nuestro destino está en manos de otras personas", ha explicado a Efe Joaquín García Weil, coordinador de la sala e impulsor de la iniciativa.

En este sentido, ha precisado que "se trata de no sentir que ante la situación actual no se puede hacer nada, de modo que sólo sean importantes los avatares que suceden en los mercados financieros, en las cumbres políticas o en la bolsa".

De lo contrario, "parece que lo que ocurre en esas otras esferas es como un destino o 'karma' ante el cual la persona como individuo no puede hacer nada", ha añadido García Weil.

"Muchos piensan que no pueden hacer nada y se quedan en su casa esperando a que la situación cambie, pero esto es lo contrario, no esperar a que alguien cambie la situación, sino darnos cuenta de lo que cada cual puede cambiar desde sí mismo", ha insistido.

Ésta es "una apuesta cívica, por supuesto no violenta ni de confrontación", para "aportar claridad y luz sobre la situación, no desde un punto de vista teórico, espiritual ni doctrinario, sino desde el punto de vista individual de cada persona".

Las sesiones se denominan "Meditadores ante la (así llamada) crisis" porque entre sus promotores "hay quien considera que el propio concepto de crisis contiene una carga ideológica y puede contribuir a que las personas se desmotiven y se desmovilicen".

"En primer lugar, pusimos en cuestión la propia palabra y el concepto, porque ni siquiera sabemos a ciencia cierta que estemos ante una crisis entendida en el sentido griego de ruptura, y simplemente puede que estemos ante una nueva época", ha apuntado a Efe García Weil.

Los propios impulsores se han mostrado sorprendidos por el éxito de la primera sesión, ya que habían informado sólo a través del correo electrónico, las redes sociales y su blog, que se puede visitar en la dirección yogasala.blogspot.com.

En esa primera sesión se cubrió completamente el aforo de sus instalaciones, para setenta personas, y algunas no pudieron participar, por lo que desean en próximas sesiones trasladarse a un espacio más amplio, con capacidad para más de un centenar de meditadores.

...