Mato reitera a la ONCE el compromiso del Gobierno contra el juego ilegal

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato

sociedad

| 04.10.2014 - 17:31 h
REDACCIÓN
Más sobre: onceSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha reiterado hoy el compromiso del Gobierno con la ONCE para combatir el juego ilegal y que, así, esta organización pueda seguir manteniendo sus puestos de trabajo y contribuir a la mejora de la calidad de vida de muchas personas.

Mato ha hecho estas declaraciones durante su intervención en el IX Congreso Estatal de la Agrupación Progresista de la ONCE, en el que también han participado los secretarios generales del PSOE, Pedro Sánchez, y de UGT, Cándido Méndez.

El presidente de la ONCE, Miguel Carballeda, ha presentado a la ministra como a persona a la que se puede llamar por su nombre y que siempre les ha ayudado. "Nuestra amiga", ha dicho.

Según Carballeda, si fuera por Mato muchas de las cosas que ha reivindicado la ONCE "estarían resueltas".

Con estas palabras, el presidente de la organización nacional de ciegos se refería a las demandas que minutos antes había hecho al Gobierno, al que ha exigido que ponga fin al juego ilegal y que retire el gravamen del 20 % que se aplica a los premios procedentes de los juegos de azar.

Ha dado al Ejecutivo de plazo hasta final de año para que atienda estas demandas y le ha advertido de que si no las soluciona se dará una respuesta "con mucha imaginación" y que no pasará por una manifestación.

En su discurso, Carballeda ha achacado la permisividad con el juego ilegal a la "corrupción política" de algunos alcaldes que permiten su venta para no dañar a los empleos que crea esta actividad.

Por ello, ha ironizado y se ha preguntado si el paso siguiente va a ser "justificar" las drogas.

Según Carballeda, el juego ilegal y el gravamen del 20 % han provocado que, hasta septiembre, las ventas del cupón hayan caído un 4,28 %.

No obstante, ha resaltado que, en ese período, la ONCE, su fundación y las empresas que tiene o en las que participa han hecho 4.694 contrataciones (474 indefinidas), lo que eleva la plantilla total a 64.108 personas.

Tanto Sánchez como Méndez han expresado el apoyo y el respaldo de las organizaciones que lideran a las iniciativas que pueda plantear la ONCE en sus reivindicaciones.

Pedro Sánchez ha dicho que la ONCE tiene "serios problemas" ya que depende de la recaudación de los vendedores del cupón y sus ingresos están cayendo con una "tendencia preocupante ante la indiferencia del Gobierno".

También ha avisado al Ejecutivo de que "dañar" este proyecto es hacerlo a toda la sociedad y ha transmitido a la ONCE el "respaldo, abrigo y el calor del país" para luchar por el futuro la organización.

El líder socialista ha instado al Gobierno a que luche de "manera decidida" contra el juego ilegal y desarrolle la ley que aprobó el PSOE sobre la materia en mayo de 2011.

Cándido Méndez se ha comprometido a apoyar la campaña para que se derogue el impuesto del 20 % sobre lo ganado en las loterías y que se ponga en marcha la ley contra el juego ilegal que aprobó el PSOE.

Al respecto, ha criticado que al Gobierno le haya faltado tiempo para aprobar la reforma laboral a "velocidad supersónica" y no haya puesto en marcha, "ni a velocidad de tortuga", la dirigida a acabar con el juego ilegal.

La ministra Ana Mato ha apostado por la unidad de los partidos, los sindicatos y el Gobierno para lograr "diálogo constructivo" que permita avanzar más deprisa por el largo camino de la igualdad de oportunidades.

Ha aprovechado además para repasar las distintas actuaciones puestas en marcha por el departamento que dirige, como la Agenda Social del Gobierno, que incluye medidas para mujeres, jóvenes y personas con discapacidad, o el Plan de la Discapacidad 2014-2016, para eliminar "completamente" las barreras al desarrollo pleno de capacidades.

Mato ha considerado que hay que seguir avanzando hasta que todos los alumnos tengan educación inclusiva y de calidad y para que se adapten los centros a sus necesidades y existan alternativas formativas para quienes les sobrevenga una discapacidad en edad adulta.