Mata a su mujer y se suicida colgándose de una viga en Alava

El matrimonio de Araia estaba jubilado, hacía vida normal y tenía tres hijos

sociedad

| 27.11.2012 - 13:06 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La mujer fallecida en Araia (Álava) y su marido y presunto asesino tenían tres hijos, vivían en el pueblo desde su jubilación y hacían "vida normal", según han explicado a Efe varios vecinos.Araia es una pequeña localidad alavesa cuyos habitantes han descubierto hoy "terriblemente conmocionados y sorprendidos" la muerte del matrimonio, formado por Tere Egurrola y Jesús Pereda, de 65 y 68 años, respectivamente.

Varios vecinos han señalado que Tere era natural de Araia, localidad a la que regresó desde Vitoria hace varios años después de jubilarse. En Araia eran conocidos por su afición a pasear, especialmente por el monte.El alcalde, Diego Gastañares (Bildu), que ha acudido al lugar del crimen a media mañana ha explicado que el matrimonio tenía tres hijos, aunque ninguno de ellos vivía en el pueblo.

Además, Gastañares ha anunciado que el Ayuntamiento está analizando la posibilidad de celebrar un pleno extraordinario e, incluso, convocar concentraciones para rechazar este presunto asesinato, aunque antes de hacerlo quiere conocer con detalle lo ocurrido.Según las primeras hipótesis policiales, el hombre ha matado a su mujer de un golpe en la cabeza y posteriormente se ha ahorcado colgándose de una cuerda atada a una escalera portátil que ha cruzado en el balcón del segundo piso del chalé.

LOS HECHOS

Los hechos se han conocido sobre las nueve y media de la mañana, cuando un vecino ha dado la voz de alarma al ver el cuerpo del hombre que colgaba por delante de la fachada del edificio. Cuando agentes de la Ertzaintza han llegado al lugar, han visto el cuerpo del hombre y han llamado a la puerta de la casa. Al comprobar que nadie había entrado al domicilio han encontrado el cadáver de la mujer en un dormitorio.

Su cuerpo, que presentaba un fuerte golpe en la sien, estaba tendido sobre una cama de una habitación, donde también había un hacha, que al parecer es el arma homicida.

El cuerpo del hombre, vestido con un jersey claro y pantalón oscuro, estaba de cara la pared y ha quedado colgado con los pies a un metro del suelo, lo que ha facilitado el examen del cadáver por parte de la policía científica, que ha llegado al lugar sobre las doce del mediodía.

El crimen ha tenido lugar en la calle Etxabarri en una zona de viviendas unifamiliares. En dos de los chalés situados junto a la casa del matrimonio viven dos hermanas de la mujer asesinada, que están siendo atendidas por un equipo de psicólogos.

De confirmarse que se ha tratado de un asesinato, Tere Egurrola será la víctima número 44 de violencia machista en España en lo que va de año, once menos que en el mismo periodo de 2011, cuando se registraron 55 asesinatos.

Además, es la segunda víctima por este tipo de violencia en el País Vasco, tras la muerte, el pasado 25 de marzo, en Tolosa (Gipuzkoa) de una mujer de 39 años y nacionalidad cubana a manos de su compañero, un español de 26 años.