Más de un centenar de estafados por una red que vendía coches "manipulados"

Guardia Civil

sociedad

| 09.09.2014 - 12:56 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Más de un centenar de personas han sido estafadas por una organización, desarticulada por la Guardia Civil en la provincia de Alicante, que vendía vehículos usados con los cuentakilómetros manipulados y la documentación falsificada.En el marco de la operación Masina, la Guardia Civil ha detenido a tres personas e imputado a otras doce por formar parte, presuntamente, de esta red que se estima que ha podido estafar a un total de 122 compradores desde 2011.

Según un comunicado del instituto armado, la mayoría de los perjudicados por este entramado son personas de avanzada edad y nacionalidad extranjera.Los agentes se han incautado de doce sellos de servicios oficiales falsificados y han precintado 151 vehículos con los cuentakilómetros manipulados en establecimientos de compraventa de vehículos de Torrevieja y en dos naves industriales de Almoradí tras realizarse un total de seis registros.

A algunos de esos vehículos les habían rebajado hasta 246.000 kilómetros, indica la nota de prensa, que añade que se han recibido cerca de 70 denuncias de perjudicados. Los arrestados, que están acusados de los presuntos delitos continuados de estafa, falsedad documental y de asociación ilícita, llevaban a cabo un "lavado de cara" de los automóviles usados para multiplicar su valor en las naves que tenían acondicionadas en Almoradí.

Varios de los coches vendidos a los clientes habían sido adquiridos previamente por la red a través de importaciones procedentes de otros países de la Unión Europea. En estos casos, generalmente se trataba de turismos con muchos kilómetros recorridos ya que habían sido empleados como taxi o vehículo de empresa. En la trama está implicado un grupo empresarial dedicado a la compraventa de vehículos de Torrevieja, cuyos administradores -un padre y un hijo, de 58 y 36 años, ambos de nacionalidad rumana, y un ciudadano español, de 50, que hacía las veces de encargado en los citados establecimientos- han sido arrestados.

Tras adquirir los vehículos, los ahora detenidos los trasladaban a las dos naves que tenían arrendadas en Almoradí, donde manipulaban sus cuentakilómetros y los reacondicionaban estéticamente, en ocasiones aplicándoles una nueva capa de pintura e, incluso, cambiando su color original para hacerlos más atractivos e intentar disimular el desgaste real de los coches.

Además, falsificaban el historial de mantenimiento de los vehículos, lo que supone, según ha advertido la Guardia Civil, "un mayor riesgo de averías" y puede resultar "peligroso" para la seguridad vial. En las dos naves de Almoradí, totalmente equipadas para la reparación y pintado de los vehículos, se trabajaba "a puerta cerrada y sin actividad legal aparente", señala el comunicado.

En los registros llevados a cabo en los establecimientos de Torrevieja y las naves de Almoradí se ha hallado numerosa documentación que recogía el kilometraje real de los vehículos allí estacionados, así como numerosos cuentakilómetros desmontados. Al mismo tiempo se han precintado 151 vehículos al quedar acreditada la manipulación de sus cuentakilómetros.

Durante la investigación, los agentes han podido constatar la manipulación de los cuentakilómetros de 198 vehículos, en una media de más de 140.000 kilómetros, superando en varios casos los 200.000. La investigación de este entramado comenzó el pasado mes de enero y la operación continúa abierta, por lo que no se descarta que aparezcan nuevos afectados, dado "el volumen de ventas registrado por los establecimientos implicados", según la Guardia Civil.