Más de la mitad de los españoles tienen como principal prioridad conservar su puesto de trabajo

(archivo)

sociedad

| 17.04.2012 - 11:16 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

Más de la mitad de los españoles, en concreto el 55%, tienen como principal preocupación conservar su puesto de trabajo, por encima del nivel salarial (33%), que ha perdido interés en la escala de prioridades de los españoles en un país con más de cinco millones de desempleados.Así lo revela el Barómetro de Clima Laboral Edenred-Ipsos, en el que se han analizado datos sobre seis países europeos (Bélgica, Francia, Alemania, Italia, España y Reino Unido). Mientras que los españoles están más preocupados por mantener su empleo, los franceses están más preocupados por sus salarios y los alemanes, por el tiempo que dedican a trabajar.

En general, la encuesta refleja que los europeos están satisfechos con su puesto de trabajo. En España, así lo declaran dos tercios de los trabajadores, al mismo nivel de británicos y franceses. Los funcionarios son quienes muestran una mejor actitud hacia su trabajo y confían en el futuro de la administración que les da empleo (68% en el caso español).

En caso de despido, los trabajadores españoles se muestran bastante pesimistas a la hora de encontrar rápidamente un empleo comparable al que tienen actualmente, pues apenas un 23% de los encuestados cree que lo conseguiría, frente al 43% de los belgas y el 46% de los alemanes.El temor a perder el puesto de trabajo es particularmente más elevado entre el personal directivo español, que cada vez presta una menor atención a la carga de trabajo y al equilibrio entre vida personal y familiar para no quedarse sin empleo.

Pese a todo, la confianza en el futuro y la motivación de los españoles ha aumentado respecto a anteriores encuestas y es incluso mayor que la de italianos y franceses. Sólo el 5% de los españoles ven el trabajo como una limitación, frente al 24% que así lo consideraba en 2008. Para el 40%, el trabajo supone una seguridad y para uno de cuada cuatro, un orgullo o un placer.