Más de 1.500 llamadas al Teléfono de la Esperanza en 2016 con ideas suicidas

El servicio prestó atención y asesoramiento a 11.321 personas que presentaban factores asociados al riesgo suicida

Teléfono

sociedad

| 18.01.2017 - 09:51 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

De las 93.681 personas que en 2016 recurrieron al Teléfono de la Esperanza, 1.517 lo hicieron con ideas suicidas y, en 32 ocasiones, el intento de suicido ya había comenzado. Además, los voluntarios del Teléfono de la Esperanza pudieron prevenir numerosos suicidios dando atención y asesoramiento a 11.321 personas que presentaban factores asociados al riesgo suicida.

De ellas, el 16 % tenía problemas mentales; el 11 % refirió soledad y aislamiento; el 9 % estaba deprimido; el 8 % presentaba un cuadro de ansiedad y el 3 % atravesaba una crisis vital. Estos datos que hoy difunde el Teléfono de la Esperanza vuelven a dar visibilidad al grave problema que supone el suicidio que, con diez muertes al día, es la primera causa de muerte externa en España, por delante de los accidentes de tráfico.

Cada año se suicidan 4.000 personas en España y el 90 % de ellas sufren una enfermedad mental, principalmente depresión, lo que indica que la mayoría se podrían prevenir, según los especialistas, que coinciden en que el enemigo a batir es el tabú y el estigma social que rodea al suicidio y que impide a la persona pedir ayuda.

La atención telefónica de las personas en crisis continúa siendo uno de los ejes centrales de la actividad del Teléfono de la Esperanza que, en sus 45 años de historia, ha recibido más de cinco millones de llamadas de personas en crisis. De ellas más de 400.000 tenían pensamientos suicidas. "Escuchar desde el corazón identifica el espíritu de los 985 voluntarios" del Teléfono de la Esperanza que en 2016 dedicaron 23.934 escuchar a personas que sufren o que viven un momento de desesperación.

Cada voluntario dedica de media 16,76 minutos a cada llamada y, en casi el 90 % de los casos, las personas atendidas han expresado su "satisfacción y gratitud". Según el balance hecho por el Teléfono de la Esperanza, el 73 % de las llamadas fueron por graves situaciones de crisis y el 27 % informativas.

Y, de todas ellas, el 66 % fueron hechas por mujeres y el 34 % por hombres.

En cuanto a la edad, el 78 % de los usuarios era adulto, el 13 % tenía más de 65 años; el 8 % eran jóvenes y sólo el 1 % eran niños y adolescentes. Sobre el motivo de las llamadas la mayoría, el 74 %, fue por problemas psicológicos y psiquiátricos y el 21 % por conflictos familiares o de relaciones.

Y con porcentajes mucho menores los relacionados con problemas asistenciales (3 %), jurídicos (2 %) y religiosos (0,09 %).

De las más de 90.000 personas atendidas, 3.556 fueron remitidas a los psicólogos. Además, a lo largo del pasado año 5.074 personas fueron atendidas en las sedes del Teléfono de la Esperanza y se realizaron más de 18.000 entrevistas terapéuticas.

De ellas destaca la atención psicológica ofrecida a 334 víctimas de accidentes de tráfico. Uno de los objetivos del Teléfono de la Esperanza es concienciar de la necesidad de mejorar la atención de la salud mental y emocional de la población que, en su caso, lo hacen ofreciendo una ayuda "respetuosa, confidencial, cálida y profesional".